Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

Posts etiquetados ‘vacaciones’

DESDE ESTAS HERMOSAS PLAYAS…

Publicado por Alejandro Marticorena en Sábado, 31 enero, 2009

Vista de Mar del Plata al atardecer

Vista de Mar del Plata al atardecer (la foto no es mía)

Escribo estas líneas como para dar señales de vida. Estoy en vacaciones, en la ciudad balnearia de Mar del Plata, y en este preciso instante estoy escribiendo desde la sala de diálisis del centro CENEMAR, de esta ciudad, sobre el que ya hablaré en futuros posts (bien, nadie se asuste) y hasta ilustraré, ya que he sacado fotos del lugar y la verdad que está muy lindo.

Una de las cosas que más me impactaron de este centro es la ubicación. Baste con decir que estoy a un metro de un enorme ventanal desde el que se ve el océano Atlántico en toda su extensión, distante a unos escasos 50 metros, avenida Félix U. Camet mediante. En este momento mi pasatiempo (cuando no trabajo con la laptop) es ver cómo rompen las enormes olas que hay hoy contra una escollera de piedras, a unos 200 metros de mí. La verdad que dializarse así da gusto: ojalá todos tuvieran la oportunidad de dializarse con semejante panorama ante los ojos. Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

VACACIONES 2008 (IV)

Publicado por Alejandro Marticorena en Martes, 25 marzo, 2008

Varios días más tarde de lo que hubiera querido, sigo adelante con mi relato sobre las vacaciones.

La mañana del domingo en Neuquén era fresca y apacible, como suelen ser en ese lugar. Habremos despertado a eso de las 9:00. Me sentía súbitamente optimista: al parecer la cena y las reparadoras horas de sueño habían servido para ahuyentar nervios y angustias.

Desayunamos en la planta baja del hotel (un desayuno bastante deslucido, a tono con el hotel entero, excepción hecha, claro, del precio que tuvimos que pagar por la noche) y luego fuimos, mi hijo Eliseo y yo, a buscar el auto al estacionamiento. Al llegar lo primero que hice, lógicamente, fue chequear si el radiador seguía perdiendo agua. Observé el suelo, abrí el capot y revisé cuidadosamente: no había caído ni una gota. “Mejor así”, pensé.

Ya frente al hotel cargamos el auto con las pocas cosas que habíamos utilizado para pasar la noche y salimos. Hice una última parada antes de salir para cargar nafta (y para comprar dos bidones de agua, por las dudas) y finalmente emprendimos la etapa final del viaje.

Como si nada

Arroyito, Villa El Chocón, Picún Leufú… las localidades y los kilómetros a lo largo de la ruta nacional 237 iban quedando atrás y mis ojos alternaban permanentemente entre dos puntos: el camino delante de mí y el indicador de temperatura del agua cuya aguja estaba clavada en el sector indicado como “normal”. Llegamos a Piedra del Águila y resolvimos almorzar algo allí. De paso, eso nos daría tiempo a que el motor se enfriase para poder chequear el nivel del agua. Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis | Etiquetado: , , , | 3 Comments »

VACACIONES 2008 (III)

Publicado por Alejandro Marticorena en Lunes, 3 marzo, 2008

De modo que la situación parecía no poder ser peor. El auto perdiendo agua en cantidad considerable; peleado con mi mujer; faltando casi 500 kilómetros para llegar a Bariloche; al día siguiente no encontraría un taller mecánico ni pagando, y no sabía si podría dializarme el lunes.

Traté de poner la cabeza “en frío“. Lo llamé a mi padre desde el celular, siquiera para que estuviera al corriente de que si al día siguiente se hacían las 20:00 y no habíamos aparecido por su casa (donde nos hospedaríamos) existiría una poderosa razón para eso.

Le dije que estaba casi seguro que lo del agua se originaba en aquella vieja fisura en el radiador de la que meses atrás me había hablado mi mecánico diciéndome que no era grave y que yo, en el colmo de los olvidos, había omitido pedirle que chequeara cuando tres días atrás le había llevado el auto para ponerlo en condiciones para el viaje. Mi viejo trató de calmarme: me dijo que la pérdida podría deberse a un caño pinchado o una junta floja, sólo eso, o bien que, si era el radiador, quizás la pérdida no fuera abundante y me diera margen para llegar. Mientras lo escuchaba yo deseaba profundamente que tuviera razón. Quedamos en que lo mantendría al corriente y cortamos. Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis | Etiquetado: , , | 6 Comments »

VACACIONES 2008 (II)

Publicado por Alejandro Marticorena en Sábado, 1 marzo, 2008

El susto

Y finalmente estábamos en Neuquén. Aún faltaba un rato largo para que el sol se pusiera. Luego de ayudar a Lucía, mi mujer, a bajar las cosas que necesitaríamos para pasar la noche en el hotel, me dispuse a llevar el auto a estacionar.

El recepcionista del hotel me había indicado cómo llegar hasta el garage, un estacionamiento con el que el lugar tenía convenio, que quedaba a unas seis cuadras de donde estábamos. Manejé hasta el lugar. Era un estacionamiento grande, que ocupaba varios pisos de un edificio construido no hacía mucho (era todo bastante moderno y recién pintado) y que contaba con unos poderosos montacargas con los que subían y bajaban autos y camionestas 4×4. Me indicaron que dejara el auto en el playón central con la llave puesta. Eso hice. Bajé del auto y comencé a caminar distraídamente, sin pensar en nada en particular. Vino un empleado, se subió al auto y, con esa aterradora presteza que tienen quienes se la pasan maniobrando autos todo el día, dio marcha atrás girando para meter mi auto en el montacargas. Sin bajar del auto apretó un botón y rápidamente desapareció hacia arriba.

Fue entonces cuando algo llamó mi atención: un gran charco de agua verdosa, de unos 50 centímetros de diámetro. El charco se deshacía en una serie de gotitas que marcaban un camino curvo que terminaba en el montacargas. Gradualmente fui cayendo en la cuenta de que aproximadamente en ese mismo lugar había estado mi auto, y de que aproximadamente ése era el curvo recorrido que había hecho hasta que lo elevaron.

Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis | Etiquetado: , , , | 5 Comments »

VACACIONES 2008 (I)

Publicado por Alejandro Marticorena en Viernes, 29 febrero, 2008

Bueno, finalmente tengo un rato como para comenzar a relatar mi experiencia de vacaciones en San Carlos de Bariloche con diálisis.

Antes de arrancar quería decirles que quedé algo impactado con la cantidad de mensajes que recibí durante mi ausencia. Cuando llegué aquí, el domingo 3 de febrero, había casi 80 esperando moderación. No pude (o, en realidad, no quise) comenzar a responderlos esa misma semana, que en rigor era la última de mis vacaciones antes de volver al trabajo. Siempre hago así: odio llegar, máxime de un lugar como Bariloche, y tener que ir a trabajar al día siguiente. Sería un choque muy fuerte.

En fin, se ve que esta vez quise que las vacaciones laborales coincidieran también con las de este blog, de modo que el “dolce far niente” se extendió al lunes (o martes, creo) laboral, ya en la semana del 11 de febrero. Claro: para ese momento a los 80 comentarios que ya había se le habían sumado una veintena más, con lo que en la práctica tenía pendientes más de cien comentarios por responder.

Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis | Etiquetado: , , | 1 Comment »

DIÁLISIS Y VACACIONES

Publicado por Alejandro Marticorena en Miércoles, 16 enero, 2008

La experiencia de las vacaciones en diálisis y en otra ciudad siento que fueron el puntapié inicial que, tanto a mi mujer como a mí, contribuyeron a darnos la seguridad necesaria para animarnos, el próximo verano, a viajar a Bariloche“.

Esa frase es mía, y corresponde a la tercera y última parte del post “La diálisis durante las vacaciones“, que redacté el viernes 16 de febrero de 2007 cuando volví de la ciudad de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, en lo que fue mi primer viaje fuera de ese útero en que se me convirtió Buenos Aires a partir del momento en que empecé a dializarme.

Pasó prácticamente un año. Y yo, que suelo ser un tipo que sufre (como decimos con mi amigo Eduardo Betas) de “déficit crónico de autoestima”, rara vez me vanaglorio, ni ante los demás ni ante mí mismo, de los logros que pueda alcanzar. Y sin embargo, leyendo esa frase con la que culminé aquel post, veo que me propuse algo que (Dios, si existe, el Olimpo y los planetas mediante) estoy a punto de alcanzar si todo sale bien: viajar el próximo sábado 19 a San Carlos de Bariloche de vacaciones, con mi familia, en mi auto y con la posibilidad de dializarme allá. Un verdadero logro, visto en perspectiva.

Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Crónicas, Diálisis, Temas relacionados | Etiquetado: , , , , | 30 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 121 seguidores