Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

LA CHARLA EN LA FERIA

Publicado por Alejandro Marticorena en Viernes, 8 mayo, 2009

No quisiera dejar pasar más tiempo sin comentar algo de lo que fue la charla del lunes 4 en la Feria del Libro de Buenos Aires.

La mesa a la que me invitaron se tituló “Movilizar y concientizar desde los blogs”, y comenzaba, supuestamente, a las 17:00. Y el punto es que yo tenía diálisis hasta las 16:15, y llegaría justito con el tiempo. Afortunadamente llegué bien como para arrancar (el tráfico casi me juega una mala pasada), y a eso de las 17:15 ya estábamos sentados ante los micrófonos Marta Repupilli, la moderadora, y los invitados: Candelaria Schamun, del blog Viajé como el orto; Daniela Hacker, del blog Noticias de consumo, y yo.

Las charlas creo que fueron interesantes sobre todo para la gente. Había entre el público (serían unas 40 personas como mucho) gente mayor, que seguramente no sabía ni qué es un blog, pero justamente por eso creo que al menos esas personas se llevaron, primero, una noción de lo que es y, segundo, de las cosas que se pueden hacer.

En mi caso, sintétiamente, planteé que sí se puede “concientizar y movilizar” desde un blog pero que eso –obviamente– es un trabajito de hormiga y que no puede compararse con el poder de impacto que tiene un medio masivo. Pero que, sin embargo, el diferencial de un blog está en el vínculo que uno puede generar con sus lectores, que no se parece ni de lejos al que puede generar cualquier periodista de diario on-line, por más espacio para comentarios que los diarios dispongan actualmente. En ese marco, el poder de concientización y movilización me parece que es cualitativamente diferente y que a largo plazo puede ser más efectivo que el de un medio masivo.

Candelaria, de Viaje como el orto, planteó la capacidad que puede tener un blog, con lo simple y fácil que es de abrir y de usar, para denunciar cuando las cosas no se hacen como se deben y a modo de ejemplo detalló cómo logró que Metrovías (empresa que opera los trenes subterráneos –o “metros”– en la ciudad) colocara mangueras contra incendio en algunas estaciones como consecuencia de publicaciones en su blog.

Daniela, a su turno, mencionó un dato que a todos nos dejó pensando: dijo que las Obras Sociales están obligadas a cubrir los costos de las pastillas anticonceptivas y de los preservativos. ¿Alguno de ustedes lo sabía? Bueno, creo que casi ninguno de nosotros. Habrá que leer más seguido su blog.

Las charlas fueron comentadas por varios blogs (más abajo les dejo los links) y lo más interesante es que fueron transmitidas por Internet en video, y se pueden ver en el blog que ClarinBlogs abrió para esta edición del ciclo de charlas que se hacen en la Feria del Libro. Y es más: hay una nota que publicó Clarin.com donde mencionan algo de esta charla y de otras que forman parte del ciclo, titulado este año “La hora de la web participativa: blogs, redes sociales y nuevas tecnologías”.

Fue mi “debut” como disertante en una charla y la verdad que es muy lindo poder brindar así la experiencia, el conocimiento y las reflexiones (mucho o poco de cada cosa, no lo sé) ante un público interesado o, por lo menos, curioso.

Los links:

Blog de Clarín Blogs en la Feria del Libro

Relato de la charla en Noticias de Consumo

Comentario sobre la charla en el blog de Marta Repupilli

About these ads

3 comentarios hacia “LA CHARLA EN LA FERIA”

  1. Blixa escribió

    Hola Alejandro!

    Còmo estas? Me da mucho gusto que hayas tenido un buen dia en la feria del libro. Ojalà se abran màs espacios tanto virtuales como fìsicos para poder difundir un poco màs cualquier tipo de informaciòn.

    Tengo una consulta, sigo tu blog desde hace màs o menos 6 meses porque mi novio padece nefropatìa por IgA, detectada hace 16 años y lamentablemente desde abril esta en dialisis peritoneal, tiene 28 años. Evidentemente el shock emocional por el que esta atravesando es fuerte. A estas alturas a mi lo que se me ocurre es una terapia ocupacional, pero querìa saber si existe alguna pàgina con bolsa de trabajo para personas con este tipo de tratamiento.

    Yo le he dicho que esta condiciòn no es una razòn para truncar o modificar su vida al 100% y que la enfermedad lo llevarà hasta donde èl quiera, pero sè que cualquier cosa que le diga para animarlo no le servirà de mucho si no pone de su parte.

    Le he sugerido que acuda a la Asociaciòn solidaria de Insuficientes Renales, esperando que conozca gente que pueda comprenderlo mejor y ayudàndole a recuperarse màs ràpìdo, pero tampoco tiene muchos ànimos.

    Ojalà nos puedas orientar un poco.

    Muchas Gracias,
    Blixa.

    • Hola, Blixa. Bueno, creo que lo principal que no hay que perder de vista es que ante la desorientación, el desánimo y el descreimiento lo mejor es estar en contacto con otras personas a las que les pase lo mismo. Creo que lo peor que le puede pasar a uno en una circunstancia asì es meterse para adentro. Por eso me parece que es muy buena la idea de que él se acerque a ASIR; seguramente allí encontrará la posibilidad de compartir lo que le pasa. Y todo esto sin desdeñar, claro está, la posibilidad de una psicoterapia. Nunca viene mal.

      Con respecto a bolsas de trabajo no sé qué decirte: en todo caso lo que podría hacer es llamar a la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas y averiguar, ya que para la ley los pacientes en diálisis padecemos una discapacidad. Leve, pero discapacidad al fin.

      Te mando un beso y espero que esta info te haya sido útil.

      Alejandro.

    • Luis Alberto Reyna escribió

      Blixa:
      A mi me detectaron insuficiencia renal a los 7 años y a los 20 tuve mi primer trasplante. Ya llevo dos trasplantes y sigo en diálisis. Por lo pronto te diré que no hay impedimentos para trabajar, de hecho yo tengo un trabajo fijo (en el Gobierno de Entre Ríos) y varios trabajos adicionales dado que tengo varios clientes a los cuales atiendo. Trabajo en la parte de informática y si bien la enfermedad a priori no es un impedimento para desarrollar mi profesión, no es tan así. Ante todo deberia buscar un trabajo donde no realize mucho esfuerzo físico y entiendan que por ahi no se pueda concurrir. En mi caso cuento con la compresión de mis compañeros y jefe en el trabajo, con lo cual tengo una gran ventaja. Y mis clientes que conocen mi enfermedad que me han tenido mucha paciencia.
      Pero no siempre es así, pero no por eso hay que desanimarse y hay que seguir para adelante. Siempre se puede buscar la mejor forma de ganarse la vida, de acuerdo con nuestra enfermedad. El trabajo además te ayuda a sentirte útil y es un buen tratamiento para la enfermedad. Es más el día que no pueda seguir viniendo a trabajar ya pensé en hacer diseños de páginas web o trabajos de programación a distancia. La informática ofrece varias ventajas. Si tiene interés en estudiar que estudie algo que le pueda servir en el futuro. Conozco contadores, médicos, abogados (incluso una compañera en diálisis se recibió de abogada y estudiaba durante la diálisis) que están o estaban en diálisis.
      Pero eso depende mucho de él y que entienda que el verdadero impedimento es uno mismo. Luego no hay límites para nada.
      Yo sigo estudiando incluso. Trabajo, estudio, voy a diálisis y espero mi TERCER trasplante. Lo mejor es enfrentar la enfermedad y ver el medio vaso lleno y no vacio.
      Bueno espero haberle dado alguna que otra idea.
      Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 122 seguidores

%d personas les gusta esto: