Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

LA VISIÓN DE UNA PSICÓLOGA

Posted by Alejandro Marticorena en Martes, 28 abril, 2009

Vanesa Morea, psicóloga del centro de diálisis del Hospital Alemán

Vanesa Morea, psicóloga del centro de diálisis del Hospital Alemán

Más allá de que este es mi “blog personal” siempre creí que las cosas hechas en colaboración son mejores. Por eso me pareció piola, hace un tiempo, proponerle a la psicóloga del centro de diálisis del Hospital Alemán, Vanesa Morea, que colabore en este blog. Me parece que su experiencia con pacientes en diálisis podría ser un interesante aporte. Y no sólo para nosotros, pacientes, sino, incluso para sus colegas.

Y esto último lo digo a partir de una experiencia personal. Si bien durante muchos años he hecho psicoterapia y con terapeutas variados, mi problemática cambió de modo fundamental cuando entré a diálisis. Como creo que cambia con cualquier persona que tiene que vivir esta realidad.

Tuve alguna experiencia, como paciente, con una psicóloga a la que yo llevaba mi problemática. Mi sensación, en términos generales, fue que no es para nada fácil conducir un tratamiento de manera efectiva para un psicólogo que no está familiarizado con los pormenores de la diálisis y la forma en que ésta impacta en la vida cotidiana del paciente, sumándose y complejizando el cuadro que éste ya trae de su vida “pre-dialítica”, por así decir.

En mi caso, la cuestión se dirimió en que llegó un punto en que tuve toda la sensación de que esta psicóloga, por más bienintencionada que fuera, no terminaba de comprender el trasfondo real de mi problemática. Eso, sumado a que mi obra social sólo me cubre sesiones de terapia de 30 minutos, me llevó a la conclusión de que esa terapia, planteada así, era una auténtica pérdida de tiempo. Estaría bueno que, con absoluta sinceridad, psicólogos con experiencia opinaran acerca de si es efectivo plantear un tratamiento con sesiones de 30 minutos por semana, al menos para una persona que hace diálisis.

Creo que el aspecto psicológico del paciente en diálisis es algo no muy estudiado aún. Hay cosas, sí: en Diario de diálisis he recibido, una vez, una colaboración, y en breve publicaré otra, que me envía un nefrólogo desde Bolivia. Por tal motivo tuve la iniciativa de contar, aquí, con la experiencia de primera mano de Vanesa, quien nos escucha las angustias, broncas, tristezas y problemas en sus recorridas por la sala de diálisis.

Los dejo con su primera colaboración para Diario de diálisis, y esperemos que al ver su texto publicado aquí se motive y pronto nos mande más reflexiones.

Gracias, Vane.

============================================

Querido Ale:

Ante todo quiero agradecerte profundamente este espacio que tan generosamente me brindas.

Es para mí todo un honor que me hayas elegido y ofrecido el acompañarnos mutuamente a conocer un poco más acerca de la psicología del paciente en hemodiálisis.

Hace unos días leía en tu blog una nota en la que hablabas acerca de la incidencia que vos notabas que tu enfermedad tenía sobre tu psiquis, y a su vez, como esta influenciaba sobre tu cuerpo. Me encantó.

Somos una unidad cuerpo-mente, y nada de lo que pase por una será ajeno al otro, y viceversa, aunque los matices puedan diferir y darle un sentido diferente a la cuestión.

¿Por qué? En principio, porque desde el primer día de clases del primer año de la carrera de Psicología se nos enseña claramente que “no hay paciente allí donde no hay demanda”, lo cual quiere decir que no se puede establecer un vínculo terapéutico allí donde no haya un individuo que solicite este tipo de atención. De ahí que muchas veces los psicólogos nos tengamos que conformar tan solo indicándole a determinada persona lo bien que le haría iniciar un tratamiento… pues sabemos que éste no generaría ningún tipo de resultado de no partir de una decisión apoyada en el firme deseo de cambio por parte del paciente.

Pero todo esto no sucede en el centro de diálisis. Y es el primer escollo con el que nos topamos los psicólogos y debemos atravesar.

La sala de hemodiálisis no es un consultorio, y por lo tanto el manejo del encuadre cambia por completo. Por tal motivo, a mí me gusta aclarar, en mi primer contacto con el paciente (del centro), que lo que iniciamos no es un tratamiento psicológico. Mi función dentro del centro es de psicoeducación, contención y seguimiento frente a la enfermedad y está enfocada a mejorar (y en ciertos casos, lograr) la adherencia al tratamiento; en este caso, la hemodiálisis.

Esto actúa en gran medida ansiolíticamente, es decir, baja el monto de ansiedad que le genera al paciente el encontrarse con que ahora venga a entrevistarlo alquien a quien el no solicitó, y se meta en su historia, para lo cual no fue habilitado. Y, por otro lado, posibilita la existencia de un tratamiento psicológico externo al servicio, que es lo que siempre aconsejo, y en algunos casos, hasta indico.

Por lo tanto, es muy probable que me escuches en la sala aconsejarle a algún paciente acerca de los beneficios de que comience un tratamiento psicológico, o de que lo retome en el caso de haberlo abandonado; más allá de la contención que tengan en diálisis. Son dos cosas diferentes, con diferentes objetivos.

Te voy a contar algo que me sucedía muy a menudo cuando me cruzaba con algún colega y se enteraba de mi trabajo en el centro de diálisis: cada vez que surgía el tema, me llenaban de las mas cálidas pero a la vez imposibles opciones terapéuticas:

  • “¡Podés trabajar terapia de grupos!”
  • “¡Podés juntar algunos sillones y hacer un grupo terapéutico!”
  • “¿Cómo se maneja la privacidad en un ámbito tan abierto?”
  • “Pero… ¡ahí no hay encuadre terapéutico!”

Aquel profesional que entra a una sala de diálisis por primera vez, instantáneamente comprende que todo es diferente. Comprende que sólo va a poder trabajar si aprende a soltar, y que esto muy a menudo nos confronta con la frustración por estos motivos:

  • Porque el encuadre es diferente, dada la situación.
  • Porque desde el lugar profesional, también debemos aprender a soltar y aceptar que para poder ayudar a un paciente que se ve desmotivado en sus deseos de vivir tenemos que acompañarlo a atravesar su vacío existencial y el dolor que esto le conlleva.
  • Porque nos habituamos a trabajar con lo inesperado.
  • Y porque aprender a soltar, también implica ponernos creativos en todo lo que se refiere a la teoría y el encuadre; y aceptar trabajar por diferentes caminos, poco explorados, y en ocasiones, abrirnos camino “a machetazos”.

¡Te dejo un beso mas que grandote!

Vane.

Anuncios

8 comentarios to “LA VISIÓN DE UNA PSICÓLOGA”

  1. Alejandra Velez said

    me ha encantado esta pagina, estoy hace dos meses en una unidad renal aca en Ecuador. mi compañera y yo somos las psicologas y estoy de acuerdo con tu experiencia y comentario.
    es mucho lo que se quiere lograr y a veces poco lo que en realidad podemos hacer en cuanto a tecnica o metodos, pero creo que se logra mucho a nivel espiritual y amocional.
    gracias por tomar en cuenta a pacientes en dialisis, ojala todos pudieran entrar y conectarse.

  2. leonila said

    Alex.
    La verdad, el interés que me motivo a abrir este block, fué el de desarrollar un tema de exposición para mi clase, soy enfermera y trabajo en un programa de diálisis peritoneal. No leí todos los comentarios pero me basto con los que sí leí., y la verdad estoy de auerdo con el que al conocer a un paciente con insuficiencia renal crónica te cambia la vida, ya que tengo la filosofía de que cuando ves a un paciente morir, él te enseña a ver tu muerte.
    Me siento una inutil al confrontar a un paciente, diario valoro pacientes que van ha ingresar a dialisis peritoneal, y cuando lo estoy haciendo y ver la confianza que te llegan a tener y más aún al ver las necesidades que van de lo vital, como es el de pasar por un servicio de urgencias en el cual el equipo médico y administrativo lo ven como una enfermedad más, y peor aún con desconocimiento y pocos recursos para poder atenderlo., y que esto aunado a la desensibilización del mismo personal que lo atiende agravan más su desesperanza y aumentan sus miedos.
    ¡sabes?, algunas veces las buenas intenciones que tienes cuando te enteras de multiples necesidades y conoces esos miedos, y de que por la experiencia que has vivido en la atención con ellos., se quedadn ahí, en eso en buenas intenciones; porque cuando tratas de involucrar al demás personal de un equipo mal conformado (es decir, en la atención para estos pacientes solo estan involucrados la enfermera y el médico del “programa” y un poco trabajo social). esto es en la mayoría de los hospitales que conocozco. y que además para los directivos no es prioridad el que el área en donde son atendidos cubra las instalaciones adecuadas para que se le de una atención integral, holística.
    Y la verdad a parte de que los ves deteriorarse y que no puedas contar con el compromiso de los médicos para que por lo menos tengan una valoración adecuada y que para que el paciente no se sienta desprotegido, solamente le puedas ofrecer el escucharlo y orientarlo a donde o con quien pueda dirigirse para que le brinde la atención, es frustante y me siento culpable porque a pesar de que me he ganado su confianza y fé., cada vez que veo morir alguno de ellos me imagino las condiciones en las que voy a vivir y morir si tuviera o me diagnosticaran una enfermedad así.
    Desde que estoy en ese servicio y por estar ahí, mi desesperación ha llegado a llevarme a cursar en la especialidad de nefrología, pero al conocer aún más de cuantas opciones existen para atenderlos y de la falta de compromiso, etica, profesionalismo de los médicos y autoridades me dejan peor aún esos sentimientos de miedo, frustación y coraje.
    Los sitemas de salud para estos pacientes, es muy pobre, en los congresos se habla de innovaciones, proyectos, investigaciones pero realmente la verdad es otra, los pacientes se convierten en estadísticas a las cuales a pocos le interesan.
    Gracias por dejar desahogarme, ojala esto cambie, por el momento yo voy a enfocarme y a seguir insistiendo en que a los pacientes que atiendo se les trate como seres humanos que necesitan atención de diferente índole y que al menos por mi parte me esfuerzo porque tengan un apoyo y sientan que no todas las puertas estan cerradas.
    Nos vemos y hasta luego.

    • GUILLERMO said

      hola leonila soy Rosa esposa de guillermo , él tiene 3 años con insuficiencia renal cronica, vivimos en mexico y tenemos 2 hijos La verdad no se de donde eres tú pero aqui en el IMSS no solo te tratan como un numero mas,realmente no les importa para nada tu vida, yo he hablado lloramndo con la dra.de lo que sentimos no solo el enfermo sino la familia, los que vivimos con él, aqui desgraciadamente no tenemos donador y ni siquiera la esperanza de una lista de espera(porque hasta la fecha no sabemos siquiera si existe esa lista)no podemos preguntar nada a cerca de nuestras dudas porq los doctores se molestan y casi te regañan Y lo mas triste la impotencia para ayudarlo a sufrir un poco menos porq desconocemos por completo la enfermedad.
      ahora esta en dialisis peritoneal pero tiene peritonitis debido a q el cateter se atoro arriba, aunqu sigue drenando a él le molesta mucho y no quiere comer nada, de por si tiene anemia y ahora sin comer esta hecho una pasita,el dr. nos dijo que cuando se curara de la peritonitis le iba a poner hemodialisis pero tenemos mucho miedo y yo entiemndo que es mucho mas dificil la hemodialisis y mas esclavizante
      bueno ojala me puedas contestar. Y TE FELICITO PORQUE ERES UNA PERSONA MUY ESPECIAL Gracias

  3. Liliana Nigro said

    Hola Alejandro:
    Quería comentarte en principio que conozco a Vanesa ya que somos compañeras de trabajo. Soy psicóloga en 2 centros de diálisis de la misma empresa. Comparto la idea que transmite en cuanto a la limitación de nuestra función acotada a la orientación y focalización a la “adherencia” al tratamiento dialítico.
    A su vez esta diferencia y cierta inversión en el encuadre, donde el profesional se ofrece a la escucha y no es el paciente el que demanda ser escuchado.
    La medicina está cada vez mas tecnologizada, fragmentada en sub-especialidades, donde cada especialista “ve” lo que el paciente muestra en cuanto a lo orgánico.
    ¿Pero que pasa con lo subjetivo? No hay manuales ni estadísticas para lo que nos pasa como seres hablantes.Cada sujeto es una historia de vida diferente y la enfermedad impacta acorde a esa historia.
    Desde mi lugar, le ofrezco al paciente en la primera entrevista, el espacio de escucha justamente de esos dolores del alma, de ese “desajuste” que impone una nueva realidad.
    Poner en palabras ese sufrimiento permite una articulación entre lo físico y lo psíquico, entre un cuerpo como organismo y un cuerpo signando por su propia historia.
    Hay mucho por hacer, no desfallecer.
    Desde el año 2001 con otras colegas formamos en la Asociación Nefrológica de Buenos Aires el Consejo de Psicología y Trabajo Social, donde realizamos distintas actividades,un espacio interdisciplinario de intercambio profesional de quienes abordamos esta temática.
    Alejandro,este importante espacio que armaste, te permite compartir, acercarte a otras realidades, imaginarte otras historias.
    Nos mantenemos en contacto.
    Saludos.

    Liliana Marcela Nigro

    lilinigro@gmail.com

    • ¡Hola, Liliana! Bueno, es muy hermoso lo que me decís y, sobre todo, muy alentador. Te agradezco mucho que hayas dejado aquí tu aporte con ese mensaje. Lili, me interesa mucho lo que me comentás sobre el Consejo de Psicología y Trabajo Social: intuyo que de lo que estén haciendo allí hay mucho, seguramente, digno de ser comentado y conversado aquí, de modo que te ofrezco (por no decir “te pido”) la posibilidad de difundir las informaciones que vos quieras e, incluso, de modo similar a como hice con Vanesa, que cuando quieras colabores vos con lo que consideres útil para pacientes en diálisis y sus familiares. Y si no leíste el último post (acá está el link) te comento que mi celebración de mi tercer año en diálisis la hice con la apertura de una red social para pacientes en diálisis y sus familiares, de la que no quiero que queden afuera los profesionales relacionados con el tema. Podrás verla aquí, pero para poder acceder seguramente el sistema te pedirá que te registres. Espero verte también por allí.

      Te mando un beso y gracias por escribirme, estamos en contacto.

      Alejandro Marticorena.

  4. Estela said

    Leonila,recien hoy despues demucho tiempo entré al sitio y estoy leyendo con avides, todo lo que aqui encuentro.-Es tan cierto todo lo que contas,yo soy paciente y desde este lugar con 4 horas de observación tres veces por semana me doy cuenta,de que no le importamos como seres humanos,somos un número un sillón ocupado,que crea preocupaciçon si se desocupa por que faltamos o nos cambiamos de centro.-Por un problema particular,que es mi necesidad de heritroproyectina en una dosis un poco mayor que el comun de los pacientes ,he tenido terribles problemas hasta llegar a que me tengan que hacer transfuciones,por no ponerme una dosis mas,me dejan caer al punto que ya me cuesta bastante caminar,por el dolor de las piernas,lo cual no me dan ninguna solución.-Este motivo me ha llevado a cambiarme de centro,este es el tercer lugar (Fressenius ),pero aca nada cambia,es mas me parece peor,tratan de ahorrar hasta en la comida y cinta,para contener las agujas,realmente es lamentable,la insensibilidad que tienen con nosotros.-No sabes como te comprendo.-Un abrazo

  5. nilda said

    a qué se refiere la psicóloga con la expresión “vacio existencial”?si entendí bien podríamos debatir horas!si no entendí correctamente me gustaría que por favor me lo explicara,de seguro interpreté mal.
    saluditos para todos.

    • nilda said

      volvi a leer la nota y lo entendi sóla lo del vacio existencial de determinados pacientes que están deprimidos.había leido muy apresuradamente la primera vez.me parece muy buena y digna de felicitar la labor de la Licenciada Vanesa Morea y esa capacidad de soltar,como dice ella,que debe ser el soltar las estructuras mentales que condicionan desde la formación académica,soltarlas para crear otras formas innovadoras y alternativas de hacer terapia cuando eso que nos enseñaron no nos sirve para determinado ámbito,
      sigan adelante que la página está muy buena!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: