Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

POST-OPERATORIO (III)

Posted by Alejandro Marticorena en Domingo, 22 junio, 2008

El enfermero que se ocupó de conectar la máquina se llama Ramón. Después de aquella vez seguí viéndolo a veces en la sala de diálisis. De hecho, hoy lo ví. No le tocó volver a conectarme a mí después de aquella vez, pero como resultado de esas más de cuatro horas que pasamos juntos en la sala de terapia intermedia nos hicimos no diría amigos pero sí grandes conocidos.

La sesión de diálisis arrancó lo más bien. Y tuvo un detalle especial. Lucía, mi esposa, estuvo a mi lado todo el tiempo: fue la primera vez que ella presenciaba, en vivo y en directo, una sesión de diálisis. Recuerdo que sentí algo parecido al pudor. Como una sensación de desnudez. Curioso, tratándose de mi mujer. Pero sentí eso, mezclado con la sensación de que ella no tenía por qué estar presenciando todo aquello.

Lucía es medianamente impresionable. Más aún con la sangre. Y convengamos que, para alguien no familiarizado con la diálisis ni con los ambientes hospitalarios, seguramente no es grato ver cómo la sangre del ser querido “se va” por las tubuladuras rumbo al dializador, esa irónica gráfica de los vasos comunicantes impulsada por la bomba de la máquina en lugar de la gravedad terrestre… Pero digamos que se la bancó como una “lady”. Optó simplemente por no mirar las rojas tubuladuras y punto.

Aproximadamente hora y media después de comenzada la sesión, la alarma del dializador comenzó a sonar repetidamente. Los sensores de la máquina, hipersensibles a la mínima variación de la presión de la sangre en el circuito de diálisis, detectaban una caída en la línea venosa (la tubuladura que devuelve la sangre al cuerpo tras haber pasado por el filtro).

Ramón intentaba repetidamente corregir manualmente el problema sin éxito. El tiempo transcurrido era directamente proporcional a mi enojo: cabe señalar que cada vez que algo falla y “salta” la alarma de la máquina, la bomba que impulsa a la sangre en el circuito se detiene y, por consiguiente, la diálisis también. Y la sesión consta de cuatro horas… con la bomba en marcha ininterrumpidamente. Cualquier dertención lo único que hace es sumar tiempos muertos que terminan alargando lo que de por sí ya es largo.

Resultó que había sucedido algo que a veces sucede: se había formado un coágulo de sangre que estaba obstruyendo la libre circulación del rojo fluido. Ante mi pregunta de por qué había sucedido eso si durante las diálisis se nos administra heparina (un anticoagulante), Ramón me explicó algo que no sabía: a los recién operados se les administran dosis muy bajas de ese anticoagulante porque, de hecho, ya lo recibimos, justamente para la intervención quirúrgica, y las dosis de heparina usuales pueden ser riesgosas.

Pero hete aquí que parece que tengo niveles extraordinariamente buenos de coagulación. Eso explica que, pese a todo, la sangre coaguló dentro de las tubuladuras. Todo se solucionó con una consulta de Ramón a Manuel Canalis, Coordinador del centro de diálisis, quien dispuso que se me administrara una dosis mayor de heparina. Ramón cambió la línea venosa y listo.

El “chiste” terminó retrasando la diálisis en casi 45 minutos: entre la detección del problema, la ida de Ramón hasta el centro de diálisis para la consulta con Manuel y el cambio de la línea venosa se fue ese tiempo. Pero en fin: me quedaba como módico consuelo que, en rigor, no tenía apuro por irme a ninguna parte.

(Click para continuar leyendo)

Anuncios

7 comentarios to “POST-OPERATORIO (III)”

  1. Luis Alberto Reyna said

    Es así, yo también tengo esa “ventaja” de que se coagula muy rápido la sangre. La “desventaja” es que se me han tapado muchas veces los accesos vasculares (creo que ya lo he comentado), por culpa de los maldítos coágulos. Para poder compensar esto tomo dos aspirinetas por día que tiene un efecto antiplaquetario, lo que hace que la sangre coagule en más tiempo.
    Me acuerdo que en Diciembre del 2005 estuve una semana sin tomar aspirinetas, por esas cosas que uno se olvida hoy y mañana y asi sigue y como no era algo “indispensable” la dejé de tomar. Era un 24 de diciembre a las 19 horas y estaba limpiando el piletín de mis hijas cuando sentí un dolor en el brazo. Yo sabía lo que significaba (ya me había pasado otras veces). Así que agarré el estetoscopio, ya que no sentía el frénito y confirmé lo que me había pasado. Se me tapó la fístula. Era 24 de diciembre a la tardecita. No iba a ir a operarme JUSTAMENTE en navidad. Al otro día no atendían porque los 25 no habia diálisis, así que el 26 a la tarde me fui a operar una vez más. El 27 recién me pude volver a dializar.
    Por eso digo que tener buena coagulación es ventajoso (tenemos que esperar poco tiempo cuando nos tenemos las gasas al final de la diálisis).
    Tengo un compañero de diálisis que tiene que esperar unos 45 minutos hasta confirmar que no sangra más la fístula… ¡¡¡¡Eso si que es alargar la diálisis!!!!
    Cuando me hicieron el segundo trasplante me dializaron antes del trasplante. Al otro día antes de sacarme el riñón, también me dializaron, pero como se me había tapado la fístula me tuvieron que poner un catéter en la pierna (no encontraron buenas venas en mi cuello y debido a los anteriores catéteres ya habian descartado esa zona), pero se me bajó la presión al final de la diálisis y me llevaron a terapia intensiva, donde me normotensaron y pudieron extirparme el injerto. Prometo contar lo sucedido en ambos trasplantes: El primero funcionó por 14 años y medio, y el segundo sólo dos horas y pasé una semana en terpia intensiva….

  2. Myri said

    Hola Alejandro. Te escribo desde Sevilla pero soy argentina. Primero quiero felicitarte por tu iniciativa que es muy interesante. Hay mucha info en tu blog para todos los interesados en saber más sobre la insuficiencia renal terminal y para quienes estamos con un pie en la diálisis.
    En segundo lugar, simplemente te cuento que yo estoy en el estadío 4 de la IRC preparándome para diálisis peritoneal y me interesa todo lo relacionado con esta enfermedad. Como siempre digo, yo enfrento la realidad aunque a veces me dé unos buenos palos!
    Tu blog me motiva aún más puesto que estoy pensando crear uno pero centrado en la difusión de información sobre el tema y los avances en los diferentes tipos de diálisis, en la investigación de enfermedades genéticas renales y por supuesto en transplantes renales.
    Te mando un fuerte abrazo. Mucha energía, todo mi cariño y no bajemos los brazos jamás.
    Myri

  3. buenas alejandro,espero estes bien recuperado de tu operacion.a mi me estan preparando para la misma operacion de Paratiroides,pues ya no puedo caminar,eso lo estan haciendo,por que los que NO tenemos riñones,se nos sube mucho el fosforo y el calcio y esa glandula es la que produse la subida de de esos dos amiguitos.Fosforo y Calcio.eso es para las personas que no sepan y que van entrando al mundo bendito de las Dialisis.bueno amigo espero nos escribas nos tienes olvidados,y que sigas bien.saludos.carmen rios.maracaibo.venezuela.

  4. Lourdes Cordero said

    Hola a todos estos valientes, que luchan contra la corriente, solo les puedo decir que son unas grandes personas con un corazón enorme, quiero decirles que sigan a delante pase lo que pase y que nunca decaigan esos ánimos por vivir.
    Yo tengo un amigo con este problema y no saben como nos ha dolido saber que es lo que tiene. pero lo que nos ha ayudado a ser fuertes es que el es el más fuerte de todos, es el que no ha demostrado que todo sigue igual, que tiene muchas ganas de vivir, que le va a hechar muchas ganas para seguir a delante y que se siente muy apoyado con todos sus seres queridos.
    personas maravillosas, sigan a delante sin perder la esperanza de que pronto se curaran, sigan sus tratamientos al pie de la letra con mucha igiene y ÁNIMO USTEDES PUEDEN

  5. Respuesta al comentario 2. Hola, Myri. Ante todo mil gracias por tus palabras, es muy lindo que a uno le digan esas cosas 🙂

    Por lo demás, animate con la idea del blog. Si estuviste buscando, te habrás dado cuenta de que no hay muchas iniciativas de este tipo en la red precisamente. De modo que todo lo que podamos hacer en favor de la difusión de información será bienvenida, ¿no te parece?

    Te mando un beso enorme y muchísimas gracias por tu mensaje.

    Alejandro.

  6. Respuesta al comentario 3. ¡Hola, Carmen! No sabía que tenían que operarte de hiperparatiroidismo… ¿en qué valor tenés la PTH? ¿Cuándo es la operación? ¿O ya fue? Bueno, contame, y perdón por tantos días de silencio, prometo que nunca sucederá de nuevo. Un beso muy grande.

    Alejandro.

  7. Respuesta al comentario 4. Lourdes, muchísimas gracias por tu mensaje, sos muy gentil.

    Alejandro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: