Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

ALGUNAS REFLEXIONES DE NAVIDAD

Posted by Alejandro Marticorena en Miércoles, 26 diciembre, 2007

No es (ni será, quizás) la primera vez que en Diario de Diálisis pasan 12 días de inactividad absoluta.

Son las 3:00 AM del 26 de diciembre en Buenos Aires cuando comienzo a redactar este post errático. Hace tres horas que estoy respondiendo comentarios atrasados (había unos 25) de gente que me escribió para preguntarme cosas, darme ánimos, contarme sus historias o simplemente aportar información sobre lo que se comentaba en algún post.

Reconozco que cada tanto me agarran estos “ataques de ausencia”, como yo los llamo. No sé bien a qué adjudicarlos que no sea una suerte de rebelión ante la necesidad de estar conectado, además de 12 horas semanales a un dializador, mentalmente al tratamiento una cantidad de horas indeterminada gracias al trabajo que yo mismo me inventé con este blog.

Esto, que a priori puede sonar a queja, no lo es. Simplemente revela la otra cara de la moneda del tratamiento. Si es cierto que gracias a él puedo estar escribiendo estas líneas (porque de lo contrario estaría muerto), también es cierto que la rutina de la diálisis y sus límites lo llevan a uno a momentos de hastío, mal humor, tristeza, ganas de putear sin saber bien contra qué ni contra quién, irritabilidad, necesidad de encontrar un culpable a quien achacar todos nuestros males… y un módico etcétera que obviaré para no aburrir.

Pero llegó la Navidad, en pocos días más llegará un nuevo año, y con el final de un ciclo (al menos el que indica el calendario) quiérase o no llega también una suerte de balance muy íntimo y personal donde –como diría un querido amigo– “nos pensamos entre lo puesto y lo perdido”.

Será por eso que, casi indefectiblemente, al menos a mí me agarra una sensación de congoja donde, como en un estrambótico caldo de cultivo, sobreviven la nostalgia; la añoranza de “épocas mejores”; la esperanza de los mejores tiempos que seguramente llegarán con el trasplante; los tiempos en que la salud no era una preocupación; los tiempos en que no me pasaba que la pregunta número uno (y la más odiada por mí) que escucho de todos quienes hace tiempo que no me ven es “¿Y qué tal tu salud?”… y otro módico etcétera.

Pero la realidad moldea los días con la fuerza de sus afilados dientes; la realidad es, está, existe, y nos lo recuerda a cada instante, más allá de que nos guste o no.

Pero quizás sea por eso, quizás sea porque somos seres humanos y no rocas, que alguien (Dios, la vida, la biología, quién sabe) nos dotó con la capacidad de soñar y el deseo de cambiar esas cosas de la realidad que no soportamos, que odiamos, que (supuestamente) no podemos cambiar.

Hace 30 o 35 años quienes padecían Insuficiencia Renal Crónica Terminal (IRCT) no eran pacientes crónicos. Eran, simplemente, pacientes terminales. Padecer esta enfermedad, hace 30 o 35 años, era como tener cáncer. Los enfermos de IRCT simplemente se morían sin remedio. Y puedo imaginar la impotencia de algunos médicos nefrólogos intentando idear un mecanismo que lograra, sino curar la enfermedad, al menos encontrar un tratamiento que sustituyera la función que los riñones habían dejado de cumplir.

Seguramente, hace 35 años (o sea, a fines de 1972) algo así sería casi utópico. La realidad, la tiránica realidad, indicaría por aquellos tiempos que sería muy difícil, casi imposible, que una persona conectada a una máquina por la que circulara su sangre para ser filtrada de toxinas y exceso de líquido pudiera vivir años.

Pero también puedo imaginar a esos mismos médicos (investigadores, seguramente) aplicando su rabia y su impotencia, buscando la manera de cambiar esa realidad, de limar los filosos dientes de la realidad a fuerza de sus deseos de cambiar lo que era casi imposible de cambiar.

Hoy, los más de 24.000 pacientes en diálisis de la Argentina estamos acá gracias a que hace mucho tiempo hubo quienes pensaron en que un tratamiento sustitutivo era posible. Y hubo quienes durante tres décadas continuaron perfeccionando la diálisis hasta el punto en que está hoy que, sin ser óptima, y exceptuando los límites que impone, la verdad es que nos permite hacer una vida dentro de todo bastante “normal”, si se la ve con complacencia: podemos trabajar, ver crecer a nuestros hijos, reunirnos con amigos, ir al cine, estudiar teatro, leer, escribir, sentir la brisa en la piel, nadar, pasar las fiestas en familia, contar lo que nos pasa en un blog para compartirlo con quien quiera leernos. Y brindar por un año que viene mejor.

Creo que no es poco. ¿No?

Felices fiestas y un muy buen 2008. Gracias a todos y a cada uno de quienes leen Diario de Diálisis, sean quienes sean, estén donde estén.

Anuncios

18 comentarios to “ALGUNAS REFLEXIONES DE NAVIDAD”

  1. Nanim said

    No había leído tu post cuando te mandé mi mail -obvio por la fecha- sin embargo me complace percibir la coincidencia de percepciones. Quienes portamos enfermedades tenemos tal vez ese “sentido” y esa contradicción irresoluta mezcla de angustia y bronca con agradecimiento por la esperanza y la oportunidad. Un fuerte abrazo, amigo. Por ser vos, yo, y tantos más, eslabones de la fortaleza, la resistencia y la esperanza.

  2. Luis Alberto Reyna said

    Alejandro:
    Muchas felicidades en estas fiestas, este año ha sido bastante bueno para mi.
    En especial porque este año pude recuperarme del fallido trasplante que casi me cuesta la vida. Y pude contactarme con otras personas y en especial GRACIAS A TU BLOG, como fue por ejemplo a las personas que hacían el programa “R – Hacelo Por mí”.
    Si bien vivimos en la misma ciudad y nos hemos cruzado muchas veces, fue por tu blog que nos pusimos en contacto. El domingo fue el último programa del año y a partir del domingo próximo y durante todo enero pondremos al aire los mejores programas, entre ellos el de tu entrevista que fue seleccionado como uno de los mejores programas.
    En febrero volveremos con mucha más ganas, mientras tanto seguiremos disfrutando del club y de la pileta en este caluroso verano (por lo que se ve será muy caluroso).
    Así que bueno a tomarnos el descanso tan merecido y te deseamos lo mejor del mundo para vos y para las personas que acceden diariamente a este blog.
    ¡¡¡Muchas Felicidades!!!

  3. karina said

    no, no es poco alejandro. te vuelvo a decir como otras veces, que me encanta como podes expresas lo que sentis. Lo claro que sos, lo sincero y lo bueno de que lo compartas por que son muchos lo que sienten asi y no encuentran manera de exteriorizarlo.
    Que pases felices Fiestas en compañia de todos los que te quieren.
    karina

  4. Blanca Lowenstein said

    Te deseo un 2008 lleno de “BUENAS NOTICIAS”, así, con mayúsculas, para vos y para “Diario de diálisis”.
    En lo personal este año me ha traído la gratísima sorpresa de reencontrarte (a la distancia pero reencuentro al fin), dándole una oportunidad a la memoria para transformar los “buenos momentos del pasado” en “buenos deseos del presente”.
    Que no falten las risas, la familia, los amigos y todas las cosas que nos dan fuerza cada día.
    Muchas felicidades.

  5. Respuesta a comentario 1. Gracias, Nanim, por ese hermoso mensaje. Te mando un beso y que estés bien.

    Alejandro Marticorena.

  6. Respuesta a comentario 2. Beto, me alegra mucho saber que este blog fue el generador de cosas tan buenas para vos. Viviendo una realidad algo difícil como la que a vos y a mí nos toca vivir, comentarios como el tuyo sinceramente me traen paz.

    Te deseo lo mejor para este 2008 que comienza en algo más de 24 horas y espero que éste sea el año de tu trasplante duradero. De corazón.

    Un fuerte abrazo y gracias por tus variadas colaboraciones en Diario de Diálisis. Sigo contando con vos.

    Alejandro Marticorena.

  7. Respuesta a comentario 3. Karina, gracias por tus generosas palabras. Te mando un beso grande, y muy feliz 2008.

    Alejandro Marticorena.

  8. Respuesta a comentario 4. Blanca, muchísimas gracias por tus buenos deseos. Como dicen los árabes, “que Dios te de el doble de lo que me deseas”. Espero que pronto podamos compartir risas y amigos café mediante en la Reina del Plata.

    Un beso, y un excelente 2008.

    Ale.

  9. ALE! Un gran abrazo y un super buen 2008, para vos. Y mis felicitaciones por tu entereza!!!!!!!!!!!!
    Juan Carlos

  10. Katy said

    Alejandro,

    Es primera vez que escribo desde hace algunos meses que leo tu blog.

    Me gustaría primero desearles un año 2008 lleno de momentos felices y mucha fuerza.

    Segundo, felicitarte a ti y a muchas personas que escriben por la fortaleza, optimismo y ganas de vivir. Ganas que mucha gente que conozco y que no vive con esta enfermedad, no tiene.

    Felicitaciones por esta maravillosa iniciativa que creaste tu y muchas personas que cuentan su historia día a día.

    Un abrazo desde Chile.

  11. Respuesta al comentario 9. ¡Hola, Juanca! Muchas gracias, che. E igualmente, te deseo lo mejor para este 2008 recién estrenado. Un fuerte abrazo.

    Alejandro.

  12. Respuesta a comentario 10. Gracias, Katy. Es muy alentador tu mensaje. Un beso desde la Argentina.

    Muy feliz 2008.

    Alejandro Marticorena.

  13. carmen rios said

    FELIZ 2008 un poquito atrasado pero me encanta leer este DIARIO.asi puedo sentir las cosas de otras personas y me puedo dar mas valor del que YA tengo. ALEJANDRO TE DECEO LO MEJOR A TI y a tu familia que este año tengas TU RIÑON NUEVO pero acuerdate aqui te esperamos para que nos sigas dando animo. ABRAZOS Y BESOS carmen rios.maracaibo venezuela

  14. Hola, Carmen, ¿cómo estás tanto tiempo? También te respondo en forma atrasada, pero quería decirte que me alegra mucho todo lo que me decís y para mí es muy importante. Te mando un beso desde la Argentina.

    Alejandro Marticorena.

  15. estoy contenta por tu viaje,por que fueron unas dialisis distintas,nuevas caras,no importa que sean DIALISIS,pero fueron distintas.me alegra por TI y por tu familia.yo tambien viajo mi hermana me consigue en otra ciudad y paso unos dias distintos. te envio un ABRASOTE Y UN BESOTE.carmen.rios.maracaibo.venezuela

  16. Muchísimas gracias, Carmen. Te mando un beso grande.

    Alejandro.

  17. Acerca de la insuficiencia renal crónica: Una guía para los pacientes y sus familias
    National Kidney Foundation®

    NKF-K/DOQI es una marca registrada de la Fundación Nacional del Riñón.
    © 2003 National Kidney Foundation, Inc.
    Todos los derechos reservados.

    La Iniciativa de Calidad para los Resultados de Insuficiencia Renal de la Fundación Nacional del Riñón (NKF-KIDOQI, por sus siglas en inglés) ha elaborado pautas de práctica clínica para mejorar los resultados de los pacientes. La información de este
    folleto se basa en dichas pautas recomendadas. La intención de estas pautas no es definir un estándar de cuidado, sino proporcionar información y ayudar a su médico o al equipo de profesionales que cuida de su salud a tomar decisiones sobre su tratamiento.

    Estas pautas están a disposición de su médico o clínica. Si tiene alguna pregunta, consulte con su médico.
    30 East 33rd Street
    New York, NY 10016
    1-800-622-9010
    http://www.kidney.org

    Más de 20 millones de estadounidenses, uno de cada nueve adultos, padecen de insuficiencia renal crónica, y la mayoría no
    lo saben. Otras 20 millones de personas tienen mayor riesgo de sufrir de insuficiencia renal. En muchos casos, la detección
    temprana y el tratamiento de la insuficiencia renal pueden ayudar a prevenir una insuficiencia renal más seria y otras complicaciones. Es importante que aprenda todo que pueda sobre la insuficiencia renal. Este folleto le informará lo que
    necesita saber sobre la prevención, la detección, y el tratamiento de esta enfermedad. Esta información se basa en las pautas de práctica clínica para la insuficiencia renal crónica de la Iniciativa de Calidad para los Resultados de Insuficiencia Renal de la
    Fundación Nacional del Riñón (NKF-K/DOQI). Estas pautas se han elaborado para ayudar a su médico y a otros proveedores del
    cuidado de la salud a brindarle la mejor atención.

    ¿Qué son los riñones y cómo ayudan a mantener una buena salud?

    Sus riñones son dos órganos en forma de haba, cada uno del tamaño de su puño. Están situados cerca del medio de su columna vertebral, justo debajo de la caja torácica.

    Sus riñones constituyen un sistema de filtración. Cada riñón contiene como un millón de unidades filtradoras muy pequeñas, llamadas nefronas. Los riñones procesan alrededor de 200 cuartos de sangre por día, eliminando alrededor de dos cuartos de sustancias de desecho y el exceso de líquido en forma de orina. La orina viaja a través de dos tubos, denominados uréteres, hacia la vejiga, donde se almacena hasta que vaya al baño. Los desechos son el producto de la desintegración de la comida y de la actividad muscular normal.

    Además de eliminar desechos y líquidos de su cuerpo, sus riñones realizan otras funciones importantes:
    ❖ Regulan el agua de su organismo y otros químicos de su sangre como el sodio, el potasio, el fósforo, y el calcio.
    ❖ Eliminan los medicamentos y las toxinas que ingresan a su organismo.
    ❖ Producen hormonas que ayudan a su cuerpo a:
    1. regular la presión sanguínea

    2. producir glóbulos rojos

    3. tener huesos fuertes.

    ¿Qué es la insuficiencia renal crónica?

    La insuficiencia renal crónica incluye estados que dañan sus riñones y disminuyen su capacidad de desempeñar las funciones anteriormente mencionadas para mantenerlo saludable. Si la insuficiencia renal empeora, una cantidad elevada de d esechos se pueden acumular en su sangre y usted puede sentirse enfermo. También puede desarrollar complicaciones como presión alta, anemia (disminución de la cantidad de la sangre), huesos débiles, malnutrición, y daño a los nervios. Además, la insuficiencia renal aumenta el riesgo de que padezca de insuficiencia cardiaca y vascular. Estos problemas pueden presentarse lentamente a lo largo del tiempo. La diabetes, la presión alta y otros trastornos pueden causar insuficiencia renal crónica. A menudo, la detección temprana y el tratamiento pueden evitar que la insuficiencia renal empeore. Cuando ésta progresa, puede eventualmente desencadenar una insuficiencia renal terminal o fallo permanente de los riñones, que requiere diálisis o un
    trasplante de riñón para salvarle la vida.

    ¿Cuáles son las causas de la insuficiencia renal crónica?

    Las dos causas principales de la insuficiencia renal crónica son la diabetes y la presión alta, que son los responsables de
    hasta dos tercios de los casos. La diabetes se presenta cuando usted tiene demasiada azúcar en la sangre, lo que daña
    muchos otros órganos de su cuerpo, incluyendo los riñones y el corazón, así como los vasos sanguíneos, los nervios y los
    ojos. La presión alta o la hipertensión ocurre cuando aumenta la presión de la sangre contra las paredes de sus vasos
    sanguíneos. Si la presión alta no se controla o se controla de manera deficiente puede ser la causante de paros cardiacos,
    apoplejías, e insuficiencia renal crónica. Por otro lado, la insuficiencia renal crónica puede causar presión alta.

    Otras condiciones que pueden afectar los riñones son:
    ❖ Glomerulonefritis, un grupo de enfermedades que causan inflamación y daño a las unidades filtrantes del riñón. Estos trastornos son el tercer tipo más común de insuficiencia renal.
    ❖ Enfermedades hereditarias, como la insuficiencia renal poliquística, que hace que se formen quistes grandes en los riñones y que dañen el tejido circundante.
    ❖ Malformaciones que se originan cuando el bebé crece en el útero materno. Por ejemplo, se puede producir una
    estrechez que evita el flujo de salida normal de la orina y ocasiona que ésta regrese al riñón. Esto produce infección y puede dañar los riñones.
    ❖ Lupus y otras enfermedades que pueden afectar el sistema inmunológico del cuerpo.
    ❖ Obstrucciones que son producto de problemas como cálculos renales, tumores, o glándula prostática agrandada en los hombres.
    ❖ Infecciones urinarias constantes.

    ¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia renal?

    La mayoría de las personas tal vez no presenten síntomas severos hasta que su insuficiencia renal haya avanzado. Sin
    embargo, usted puede notar que:

    ❖ se siente más cansado y tiene menos energía
    ❖ tiene problemas para concentrarse
    ❖ tiene poco apetito
    ❖ le cuesta dormirse
    ❖ padece de calambres en las noches
    ❖ sus pies y sus tobillos se hinchan
    ❖ sus ojos lucen hinchados, especialmente en las mañanas
    ❖ tiene piel seca y le pica
    ❖ tiene la necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente en las noches.

    ¿Puede cualquier persona padecer de insuficiencia renal crónica?

    Sí. Cualquier persona puede padecer de insuficiencia renal crónica a cualquier edad. Sin embargo, algunas personas tienen más tendencia que otras de desarrollar insuficiencia renal. Es posible que usted tenga mayor riesgo de padecer esta enfermedad si:

    ❖ sufre de diabetes
    ❖ padece de presión alta
    ❖ tiene historia familiar de insuficiencia renal crónica
    ❖ es una persona mayor
    ❖ pertenece a un grupo de población que tiene un índice alto de diabetes o presión alta como afroamericanos, hispanoamericanos, asiáticos o pobladores de las islas del pacífico, e indios americanos.

    ¿Qué debería hacer si tengo riesgo elevado de padecer de insuficiencia renal?

    Si usted tiene riesgo elevado de padecer insuficiencia renal, visite a su médico o una clínica y hágase ver. Debería hacerse
    las siguientes pruebas:
    ❖ Medición de la presión sanguínea.
    ❖ Una prueba simple para ver proteína en la orina. La proteína es un componente muy importante del organismo, y sus riñones normalmente vuelven a absorber cualquier proteína filtrada. Sin embargo, cuando sus riñones están dañados, la proteína se filtra a la orina. Una cantidad de proteína en exceso en la orina puede ser una señal temprana de daño en los riñones. Existen pruebas diferentes para detectar la presencia de proteína en la orina. Proteína recurrente en la orina (dos pruebas con resultados positivos en varias semanas) indica insuficiencia renal crónica.
    ❖ Una prueba de sangre simple para medir el nivel de creatinina, un desecho que es el resultado de la actividad muscular normal. Cuando sus riñones están dañados, la creatinina se puede acumular a niveles altos en su sangre. Los resultados de su prueba de sangre de creatinina deberían utilizarse para estimar el nivel de su función renal. (Ver “¿Qué pasa si los resultados de mis pruebas muestran que ya padezco de insuficiencia renal crónica?” en la página 8). Es posible que su comunidad ofrezca una evaluación gratuita de insuficiencia renal a través del Programa de Evaluación Temprana del Riñón de la Fundación Nacional del Riñón (KEEP, por sus siglas en inglés). Verifique con la afiliada de la Fundación Nacional del Riñón de su área para averiguar si
    esta evaluación está disponible. Tal vez consiga más información sobre el KEEP si llama al número gratuito nacional 1-800-622-9010.

    ¿Se hacen otras pruebas para detectar la insuficiencia renal crónica?

    Otras pruebas que a veces se pueden hacer para detectar la insuficiencia renal crónica incluyen:

    ❖ Urinálisis, que puede detectar muchas anormalidades en la orina, como por ejemplo, sangre, proteína, pus, azúcar, y bacteria.
    ❖ Microalbuminuria, que es una prueba sensitiva para detectar una cantidad pequeña de proteína en la orina.
    ❖ Creatinina urinaria, estima la concentración de su orina, y ayuda a entregar un resultado de proteína exacto.
    ❖ Proporción proteína–creatinina, que estima la cantidad de proteína que excreta en su orina en un día y evita la necesidad de recoger una muestra de orina de 24 horas.

    ¿Puedo prevenir la insuficiencia renal crónica incluso si tengo riesgo elevado de padecerla?

    Sí. Debería hablar con su médico sobre cómo reducir sus probabilidades de adquirir insuficiencia renal. Es posible que su médico le recomiende que:

    ❖ Se haga chequeos regulares ya sea en su consultorio o en la clínica.
    ❖ Siga su tratamiento prescrito para la diabetes y/o la presión alta.
    ❖ Baje de peso, de ser necesario, siguiendo una dieta saludable y un programa de ejercicios regular.
    ❖ Deje de fumar.
    ❖ Evite tomar grandes cantidades de medicamentos que alivian el dolor para los que no necesita receta médica.
    ❖ Haga algunos cambios en su dieta, como por ejemplo, consumir menos sal y menos proteína.
    ❖ Limite su ingesta de bebidas alcohólicas.

    ¿Qué pasa si los resultados de mis pruebas muestran que ya padezco de insuficiencia renal crónica?

    Su médico tendrá que identificar con precisión su diagnóstico y evaluar su función renal para planear su tratamiento. Su médico tal vez le pida que visite a un especialista para que consulte su caso y le ayude a controlar su enfermedad. Se puede hacer lo siguiente:

    ❖ Índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés), que le indica cuánta función renal tiene. No necesita otra prueba para estimar su GFR. Su médico puede calcularla de los resultados de su prueba de creatinina en la sangre, su edad, el tamaño de su cuerpo, y su género. El índice de filtración le ayuda a su médico a determinar la fase de su insuficiencia renal. (Ver cuadro “¿Cuál es la fase de su insuficiencia renal?”). La GFR es la mejor manera de evaluar su función renal.
    ❖ Un ultrasonido o una tomografía computarizada, que le proporciona a su médico una foto de sus riñones y del tracto urinario. Este examen muestra si sus riñones son demasiados grandes o demasiados pequeños, si tiene alguna obstrucción como cálculos renales o tumores, y si hay algún problema en la estructura de sus riñones y el tracto urinario.
    ❖ Biopsia de riñón, que se hace en algunos casos para identificar un tipo específico de insuficiencia renal, determinar el grado del daño, y planificar el tratamiento. Consiste en observar un tejido pequeño de riñón bajo un microscopio.

    ¿Cuál es la fase de su insuficiencia renal?

    Fase Descripción Índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) Con riesgo Factores de riesgo para Más de 90 elevado insuficiencia renal crónica (por ejemplo, diabetes, presión alta, historia familiar, edad avanzada, etc)
    1 Daño del riñón (proteína en la Más de 90 orina) e índice de filtración normal
    2 Daño del riñón y disminución ligera en el índice de filtración 60 a 89
    3 Disminución moderada 30 a 59 en el índice de filtración
    4 Disminución severa en 15 a 29 el índice de filtración
    5 Fallo permanente del riñón (se necesita diálisis o trasplante)
    Menos de 15
    Pautas de práctica clínica para insuficiencia renal crónica de la Iniciativa de Calidad para Resultados de Insuficiencia Renal de la Fundación Nacional del Riñón)

    Si padezco de insuficiencia renal crónica, ¿cuál sería mi tratamiento?

    El plan de su tratamiento dependerá de la fase de su insuficiencia renal y de otros problemas de salud que pueda tener. Su tratamiento podría incluir lo siguiente:

    ❖ Controlar otros problemas de salud.
    Es posible que usted padezca de otros trastornos, como diabetes y presión alta, que pueden dañar sus riñones. Uno de los objetivos de su tratamiento es asegurar que estas enfermedades estén bien controladas. Si usted padece de diabetes, tendrá que controlar su azúcar, seguir su dieta, y tomar sus medicamentos según la prescripción de su médico. Si sufre de presión alta, es posible que su médico le prescriba medicamentos para la presión alta llamados inhibidores de ACE (una enzima importante para la formación de angiotensina) o bloqueadores – receptores de angiotensina (ARBs, por sus siglas en inglés). Los estudios han demostrado que estos medicamentos ayudan a proteger su función renal. Tal vez también necesite otros medicamentos para la presión alta que lo ayude a controlarla. Tal vez su médico le pida que baje de peso si fuera necesario, y que disminuya la sal en su dieta para ayudar a bajar su presión sanguínea.

    ❖ Prevenir problemas cardíacos.
    Las personas que padecen de insuficiencia renal también tienen mayor probabilidad de adquirir problemas cardíacos. El control de su diabetes y de su presión alta es muy importante para prevenir los problemas cardíacos. Además, debería tratarse la anemia (disminución de la cantidad de sangre) ya que puede dañar el corazón. Para tratar la anemia es posible que necesite tomar una hormona denominada eritropoyetina (EPO, por sus siglas en inglés) y suplementos de hierro. Si el nivel de su
    colesterol es demasiado alto, es posible que su médico le recomiende cambios en su dieta, ejercicios regulares, y posiblemente medicinas especiales, para ayudar a bajar el nivel de colesterol. El fumar empeora la insuficiencia renal y la cardiaca, y si usted fuma, tendrá que dejar de hacerlo.
    Dependiendo de sus síntomas, es posible que su médico le pida pruebas adicionales para examinar su corazón.

    ❖ Tratar las complicaciones de la enfermedad renal.
    La insuficiencia renal puede causar complicaciones, como por ejemplo, anemia, y enfermedad a los huesos. Además de tratar su anemia con EPO y suplementos de hierro, tal vez necesite seguir algún tratamiento para mantener sus huesos saludables. Tal vez esto incluya limitar la cantidad de alimentos que contienen mucho fósforo en su dieta, tomar con las comidas y entremeses un tipo de medicina llamada bloqueador de fosfato, y tomar una forma especial de vitamina D.
    ❖ Controlar su progreso
    • Su índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) se controlará regularmente para averiguar si su
    enfermedad renal está empeorando. Por lo general, el control se realiza mediante pruebas de sangre.
    • La cantidad de proteína en su orina se controlará de vez en cuando.
    • Se harán pruebas de nutrición para asegurar que esté consumiendo suficientes proteínas y calorías para mantener su salud en general. Tal vez le pidan que siga una dieta que restringa las proteínas, de tal manera que tendrá que obtener calorías adicionales de otras fuentes de alimentos. Su médico lo puede derivar a un dietista registrado quien lo ayudará a planificar sus comidas para que consuma los alimentos adecuados en cantidades adecuadas.

    Ver “Cómo comprender sus valores de laboratorio” en la página 21 donde encontrará una lista de pruebas que se
    pueden hacer.

    ¿Puedo evitar que mi insuficiencia renal empeore?

    Lo más probable es que sí. El objetivo de su tratamiento es retrasar su insuficiencia renal o evitar que empeore. Es
    posible que su médico consulte con un especialista para elaborar un plan de tratamiento específico para su
    insuficiencia renal. Qué tan bien su tratamiento puede alcanzar este objetivo depende de:

    ❖ la fase de su insuficiencia renal (ver cuadro en la página 10) al momento que lo diagnostican y comienza su tratamiento. El índice de filtración glomerular es la mejor prueba para medir su función renal y determinar la fase de su insuficiencia renal. Cuanto más temprano se detecta la insuficiencia renal, mejores son las probabilidades de retrasar o detener su avance.
    ❖ el cuidado con el que siga su plan de tratamiento. Usted es parte del equipo de cuidado de salud. Aprenda todo lo
    que pueda sobre la insuficiencia renal crónica y su tratamiento, y asegúrese de seguir todos los pasos de su tratamiento religiosamente. Es importante que conozca sus resultados. Pregúntele a su médico al respecto. Haga seguimiento a su índice de filtración glomerular para que conozca la fase de su insuficiencia renal.
    ❖ la causa de su insuficiencia renal. Algunas enfermedades son más difíciles de controlar.

    ¿Qué pasa si mi insuficiencia renal empeora?

    Si su insuficiencia renal empeora, y el índice de su filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) es inferior a 30,
    tendrá que averiguar las opciones de tratamiento para el fallo permanente del riñón. Tendrá que ser atendido por un
    especialista en insuficiencia renal (llamado nefrólogo). Es posible que este médico lo haya visto antes y haya trabajado
    con su médico de cabecera para elaborar su plan de tratamiento. El especialista renal lo ayudará a prepararse
    para el fallo permanente del riñón y le proporcionará la información que necesita para que escoja la mejor opción de
    tratamiento para usted y su familia tomando como base:

    ❖ su estado médico
    ❖ su estilo de vida y preferencia personal

    Si su GFR es inferior a 15, tendrá que empezar el tratamiento para el fallo permanente del riñón. Existen dos tratamientos
    exitosos para el fallo permanente del riñón: diálisis y trasplante de riñón. La diálisis es un tratamiento que elimina los desechos y el exceso de líquido de su sangre. Existen dos tipos de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal. En la hemodiálisis, la sangre se limpia afuera de su cuerpo al pasar por un filtro especial denominado riñón artificial o dializador.

    En la diálisis peritoneal, la sangre se limpia dentro de su cuerpo con la ayuda de una solución de diálisis que se coloca
    en su cavidad abdominal (su barriga) de donde drena.

    El trasplante de riñón se trata de una operación en la que se coloca un riñón nuevo en su cuerpo para que cumpla las
    funciones de sus riñones dañados. El riñón puede provenir de alguien que ha fallecido (donante de cadáver) o de un donante que esté vivo quien puede ser un familiar cercano, un amigo, o posiblemente un extraño que deseó donar un riñón a alguien que necesitaba un trasplante (un donante indirecto). Después del trasplante, tiene que tomar medicamentos todos los días para evitar que su cuerpo reconozca el riñón nuevo como un elemento “extraño” y lo rechace.

    Su médico lo ayudará a decidir qué opción es la mejor para usted.

    ¿Cómo puedo sobrellevar la insuficiencia renal crónica?

    El diagnóstico de insuficiencia renal crónica puede ser difícil de enfrentar. Usted y su familia tal vez tengan que modificar
    su estilo de vida para adaptarse a su estado de salud y a su nuevo tratamiento. Es importante que se de cuenta que no
    tiene que enfrentar las cosas por sí solo. Un equipo calificado de profesionales médicos está a su disposición para ayudarlo.
    Probablemente le sea útil hablar con otras personas que también padecen de insuficiencia renal crónica. Llame a la afiliada de la Fundación Nacional del Riñón de su localidad y pregúntele si hay un grupo de apoyo disponible. Aprenda todo lo que pueda sobre insuficiencia renal y su tratamiento.

    Saber lo que le espera y lo que puede hacer para ayudarse así mismo le da la sensación de control de su enfermedad. La
    Fundación Nacional del Riñón le puede proporcionar muchos recursos para que aprenda más.

    ¿Dónde puedo conseguir más información?

    Debería hablar con su médico y otros miembros de su equipo de cuidado de salud. Su médico puede derivarlo a un dietista registrado quien tiene una capacitación especial en la planificación de dietas para las personas que sufren de insuficiencia renal. Tal vez desee leer las siguientes publicaciones disponibles en la Fundación Nacional del Riñón:

    ❖ La diabetes y las enfermedades renales crónicas
    ❖ La hipertensión y sus riñones
    ❖ ¿Corre riesgo de padecer insuficiencia renal crónica? (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber cuando padece de insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la urinálisis
    ❖ Sus riñones: químicos principales del organismo (disponible solo en inglés)
    ❖ Controle el nivel de fósforo (disponible solo en inglés)
    ❖ Controle el nivel de sodio: cómo condimentar sus alimentos (disponible solo en inglés)
    ❖ Nutrición y la insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)
    ❖ Selección de un tratamiento para el fallo permanente del riñón (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la hemodiálisis (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la diálisis peritoneal (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la anemia y la insuficiencia renal crónica
    ❖ Trasplante de riñón: volver a nacer (disponible solo en inglés)
    ❖ Cómo mantener los huesos saludables cuando se padece de insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)

    Puntos clave para recordar

    ❖ Sus riñones realizan muchas funciones importantes para mantenerlo con buena salud. Entre ellas: eliminar los desechos y el exceso de líquidos, balancear los fluidos y ciertos químicos en su cuerpo, eliminar las medicinas y toxinas de su cuerpo, producir hormonas importantes que ayudan a regular la presión sanguínea, producir glóbulos rojos, y mantener sus huesos saludables.
    ❖ Con la insuficiencia renal crónica, sus riñones gradualmente pierden la capacidad de realizar estas funciones importantes. Las causas primordiales de la insuficiencia renal crónica son la diabetes y la hipertensión.
    ❖ Si tiene mayor riesgo de padecer insuficiencia renal (ver “¿Puede cualquier persona padecer de insuficiencia renal
    crónica?” en la página 5, visite a su médico o una clínica y hágase ver. Además del control de su presión sanguínea, debería hacerse una prueba simple de proteína en su orina y una prueba de sangre para la creatinina.
    ❖ Verifique con la Fundación Nacional del Riñón de su localidad para averiguar si el programa de evaluación KEEP está disponible en su comunidad.
    ❖ La presencia de proteína recurrente en la orina es una señal temprana de insuficiencia renal crónica. Dos pruebas positivas en varias semanas indican proteína recurrente en la orina.
    ❖ Si tiene proteína recurrente en su orina, su médico tendrá que identificar con precisión su diagnóstico y evaluar su función renal para planificar su tratamiento, lo que puede incluir: índice de filtración glomerular, ultrasonido o tomografía computarizada, y en algunos casos, una biopsia de riñón.
    ❖ Su índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés) es la medición de cuánta función renal tiene. También ayuda al médico a determinar la fase de su insuficiencia renal. Su GFR debería calcularse de los resultados de su prueba de creatinina en la sangre, su edad, el tamaño de su cuerpo, y su género.
    ❖ Si le diagnostican insuficiencia renal crónica, es importante que aprenda todo lo que pueda sobre la enfermedad y su tratamiento. Usted es parte importante de su equipo de cuidado de salud. El cuidado con el que siga su plan de tratamiento puede afectar qué también le vaya.
    ❖ Conozca sus resultados. Pregúntele a su médico sobre resultados de pruebas importantes como su GFR, y hágales seguimiento.
    ❖ Su tratamiento depende de la fase de su insuficiencia renal crónica y otros problemas de salud que pueda tener. (Ver “Si padezco de insuficiencia renal crónica, ¿cuál sería mi tratamiento?” de la página 10 para más detalles.)
    ❖ En muchos casos, la detección temprana y el tratamiento pueden retrasar o detener el avance de la insuficiencia renal crónica. Sin embargo, si la insuficiencia renal empeora y se produce el fallo permanente del riñón eventualmente, existen dos tratamientos exitosos: diálisis y trasplante de riñón.

    Prueba de conocimiento

    Tome esta prueba de verdadero o falso

    1. La única función de sus riñones es eliminar los desechos y el exceso de líquidos de su cuerpo.
    Verdadero ________ Falso ________
    2. Las personas que padecen de diabetes o de presión alta tienen mayor riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica.
    Verdadero ________ Falso ________
    3. Las personas que sufren de insuficiencia renal crónica siempre presentan muchos síntomas.
    Verdadero________ Falso ________
    4. Los afroamericanos tienen riesgo bajo de desarrollar insuficiencia renal crónica.
    Verdadero ________ Falso ________
    5. La insuficiencia renal crónica puede detectarse haciendo pruebas simples de sangre y orina.
    Verdadero ________ Falso ________
    6. La detección temprana y el tratamiento pueden a menudo evitar que la enfermedad empeore.
    Verdadero ________ Falso ________
    7. La presencia de proteína recurrente en la orina es una señal temprana de insuficiencia renal crónica.
    Verdadero ________ Falso ________
    8. La mejor manera de saber cómo funcionan sus riñones es conocer su índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés)
    Verdadero ________ Falso ________
    9. La anemia y la enfermedad a los huesos son complicaciones comunes de la insuficiencia renal crónica.
    Verdadero ________ Falso ________
    10. Las personas que padecen de insuficiencia renal crónica tienen riesgo bajo de desarrollar insuficiencia cardiaca.
    Verdadero ________ Falso ________
    (Las respuestas aparecen en la página 25)

    CÓMO COMPRENDER SUS VALORES DE LABORATORIO

    Es posible que las personas que adquieren insuficiencia renal crónica se hagan todas o algunas de las siguientes pruebas. Si
    usted sufre de insuficiencia renal crónica, pregúntele a su médico que pruebas le harán y con qué frecuencia. Hable con su médico sobre los resultados. Si los números no están en la proporción normal, pídale a su médico que los mejore.

    Albúmina sérica: La albúmina es un tipo de proteína producto de la proteína que consume cada día. Un nivel bajo
    de albúmina en su sangre puede deberse a que no consume suficiente proteína o calorías en su dieta. Un nivel bajo de
    albúmina puede acarrear problemas de salud, como por ejemplo, dificultad para rechazar las infecciones. Pregúntele a su dietista cómo obtener la cantidad apropiada de proteínas y calorías de su dieta.

    Calcio:El calcio es un mineral importante para tener huesos fuertes. Pregúntele a su médico cuál debería ser su nivel de calcio. Para ayudar a balancear la cantidad de calcio en su sangre, es posible que su médico le pida que tome
    suplementos de calcio y una forma especial de vitamina D. Tome solo los suplementos y las medicinas recetadas por su médico.

    Colesterol HDL: El colesterol HDL es un tipo de colesterol “bueno” que protege su corazón. Para muchos pacientes, el nivel ideal de colesterol HDL es por encima de 35.

    Colesterol LDL: El colesterol LDL es un tipo de colesterol “malo”. Un nivel alto de LDL puede aumentar sus
    probabilidades de tener problemas cardiacos y circulatorios. Para muchos pacientes, el nivel ideal de colesterol LDL es inferior a 100. Si su nivel de LDL es demasiado elevado, es posible que su médico le pida que modifique un poco su dieta y aumente su nivel de actividad.

    Colesterol total: El colesterol es una sustancia como la grasa que se encuentra presente en su sangre. Un nivel alto de colesterol puede aumentar sus probabilidades de tener problemas cardiacos y circulatorios. Para muchos pacientes, un nivel bueno de colesterol total es inferior a 200. Si el nivel de su colesterol es demasiado elevado, es posible que su médico le pida que modifique un poco su dieta y aumente su nivel de actividad. En algunos casos, también se prescribe medicina.

    Creatinina sérica: La creatinina es una sustancia de desecho en su sangre que proviene de la actividad muscular. Normalmente sus riñones la eliminan de su sangre, pero cuando la función renal disminuye, el nivel de la creatinina
    aumenta. El nivel de creatinina le indica a su médico qué también están funcionando sus riñones.

    Creatinina urinaria: Esta prueba estima la concentración de su orina y ayuda a proporcionar un resultado de proteína exacto.

    Fósforo: Un nivel alto de fósforo puede provocar huesos débiles. Pregúntele a su médico cuál debería ser su nivel de fósforo. Si su nivel es demasiado elevado, es posible que su médico le pida que reduzca su ingesta de alimentos que son ricos en fósforo y que tome un tipo de medicina llamada bloqueador de fósforo con sus comidas y meriendas.

    Hemoglobina: La hemoglobina es parte de los glóbulos rojos que llevan oxígeno de sus pulmones a todas las partes de su cuerpo. Su nivel de hemoglobina le indica a su médico si usted tiene anemia, que lo hace sentirse cansado y con poca energía. Si tiene anemia, es posible que necesite tratamiento con suplementos de hierro y una hormona llamada
    eritropoyetina (EPO, por sus siglas en inglés). El objetivo del tratamiento para la anemia es alcanzar y mantener un nivel
    de hemoglobina de, por lo menos, 11 a 12.

    Hematócrito: El hematócrito es la medición de los glóbulos rojos que su cuerpo genera. Un hematócrito bajo puede significar que usted tiene anemia y necesita tratamiento de hierro y EPO. Se sentirá menos cansado y tendrá más energía cuando su hematócrito llegue, por lo menos, de 33 a 36 por ciento.

    Hormona paratiroidea (PTH, por sus siglas en inglés): Niveles altos de la hormona paratiroidea pueden deberse a un balance deficiente de calcio y fósforo en su organismo, lo que puede ocasionar enfermedad a los huesos. Pregúntele a su médico si el nivel de PTH está en el índice correcto. Es posible que su médico prescriba una forma especial de vitamina D para ayudar a disminuir el PTH. Cuidado: no tome vitamina D sin receta médica.

    Índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés): Su GFR indica cuanta función renal tiene. Puede estimarse del nivel de creatinina en la sangre. Si su GFR es inferior a 30, tendrá que ver a un especialista de insuficiencia renal (denominado nefrólogo). Dicho especialista hablará con usted sobre los tratamientos para la falla permanente del riñón
    como diálisis y trasplante de riñón. Un GFR inferior a 15 indica que usted necesita comenzar uno de estos tratamientos.

    Microalbuminuria: Es una prueba sensitiva que puede detectar la presencia de una cantidad pequeña de proteína en la orina.

    Nitrógeno ureico de la sangre (BUN, por sus siglas en inglés): El nitrógeno ureico es una sustancia de desecho normal en su sangre que proviene de la desintegración de las proteínas de los alimentos que consume y del metabolismo de su cuerpo. Por lo general, sus riñones lo eliminan de su sangre, sin embargo, cuando la función renal disminuye, el nivel del BUN aumenta. El BUN también puede aumentar si usted consume más proteína, y puede descender si consume menos proteína.

    nPNA: Su nPNA (tasa de aparición de nitrógeno proteico) es una prueba que le puede indicar si está consumiendo suficiente proteína. Esta medición proviene de estudios de laboratorio que incluyen una muestra de orina y trabajo de sangre. Es posible que su dietista le pida un registro de alimentación exacto junto con esta prueba.

    Peso corporal: Mantener un peso saludable es importante para su salud en general. Si está bajando de peso sin intentarlo, es posible que no se esté nutriendo bien para estar saludable. Su dietista puede sugerirle cómo agregar, de manera segura, calorías adicionales a su dieta, si fuera necesario. Por otro lado, si está subiendo demasiado de peso lentamente, es posible que tenga que disminuir sus calorías y aumentar su nivel de actividad. Un aumento repentino de peso también puede ser un problema. Si éste está acompañado de hinchazón, deficiencia en la respiración, y un aumento de la presión sanguínea, es posible que sea señal que tiene demasiado fluido en su organismo. Hable con su médico si su peso cambia
    notablemente.

    Potasio: El potasio es un mineral en su sangre que ayuda a que su corazón y sus músculos trabajen apropiadamente. Un nivel de potasio demasiado elevado o demasiado bajo puede debilitar los músculos y alterar los latidos de su corazón. Si necesita cambiar la cantidad de alimentos ricos en potasio en su dieta depende de la fase de su insuficiencia renal. Pregúntele a su médico cuál debería ser su nivel de potasio. Su dietista puede ayudarlo a planear su dieta para consumir
    la cantidad de potasio apropiada.

    Presión sanguínea: Pregúntele a su médico cuál debería ser su presión sanguínea. Si su presión es alta, asegúrese de seguir todos los pasos de su tratamiento prescrito, que puede incluir medicina para la presión alta, disminución de la cantidad de sal en su dieta, pérdida del exceso de peso, y un programa de ejercicio regular.

    Proporción proteína-creatinina: Estima la cantidad de proteína que excreta en su orina en un día y evita la
    necesidad de recoger una muestra de 24 horas de su orina.

    Proteína urinaria: Cuando sus riñones están dañados, la proteína se filtra en la orina. Se puede hacer una prueba simple para detectar la presencia de proteína en la orina. La presencia de proteína recurrente en la orina es una señal
    temprana de insuficiencia renal crónica.

    Triglicérido: El triglicérido es un tipo de grasa que se encuentra en su cuerpo. Un nivel alto de triglicérido junto con niveles altos de colesterol total y colesterol LDL puede aumentar sus probabilidades de tener problemas cardiacos y
    circulatorios.

    TSAT y ferritina sérica: Su TSAT y la ferritina sérica son mediciones del hierro en su organismo. Su TSAT debería estar por encima del 20 por ciento y su ferritina sérica debería estar por encima de 100, lo que lo ayudará a producir glóbulos rojos. Su médico le recomendará suplementos de hierro cuando sea necesario para alcanzar sus niveles apropiados.

    Valoración global subjetiva (SGA, por sus siglas en inglés): Su dietista puede usar SGA para verificar las señales de problemas nutricionales. El dietista le hará algunas preguntas sobre su dieta diaria y examinará su peso y la acumulación de grasa y músculo en su cara, manos, brazos, hombros, y piernas. Pregúntele a su dietista sobre su puntaje en el SGA. Si su puntaje es demasiado bajo, pregúntele cómo mejorarlo.

    Respuestas de su Prueba de Verdadero o Falso
    1. Falso
    2. Verdadero
    3.Falso
    4. Falso
    5. Verdadero
    6. Verdadero
    7. Verdadero
    8. Verdadero
    9. Verdadero
    10. Falso

    30 East 33rd Street
    New York, NY 10016
    800 622-9010
    http://www.kidney.org
    NKF-K/DOQI Implementation Program
    NKF-K/DOQI Order No.166
    Amgen Part No. P35183-1
    K/DOQI Learning System (KLS)™
    Más de 20 millones de estadounidenses – uno de cada nueve adultos – padecen de insuficiencia renal crónica. Otras más de 20 millones de personas tienen riesgo elevado de padecerla. La Fundación Nacional del Riñón, una importante organización voluntaria para la salud, busca prevenir las insuficiencias renales y del tracto urinario, mejorar la salud y el bienestar de los individuos y familias afectadas por estas enfermedades, y aumentar la disponibilidad de todos los órganos para trasplante. A
    través de sus 51 afiliadas a nivel nacional, esta fundación lleva a cabo programas en investigación, educación profesional, servicios comunitarios y al paciente, educación pública, y donación de órganos. El trabajo de la Fundación Nacional del Riñón es financiado por donaciones públicas.
    Gracias a la donación educativa de Amgen, patrocinador principal y fundador de NKF-K/DOQI.™
    Se recibió respaldo adicional para la implementación por parte de Ortho Biotech Products, L.P. y Bayer Diagnostics.

  18. ¿Tiene riesgo elevado de padecer insuficiencia renal crónica?

    National Kidney Foundation®
    Más de 20 millones de estadounidenses – uno de cada nueve adultos – padecen de insuficiencia renal crónica, y la mayoría de ellos ni siquiera lo saben. Otras más de 20 millones de personas tienen riesgo elevado de sufrir de insuficiencia renal. Tener riesgo elevado significa una probabilidad por encima del promedio de desarrollar esta enfermedad. Su médico o el personal de la clínica debería examinar si usted presenta riesgo elevado de padecer insuficiencia renal. De ser el caso, debería hacerse unas
    pruebas simples. La detección temprana y el tratamiento ayudan a evitar que la insuficiencia renal empeore. Este folleto lo ayudará a saber si tiene riesgo elevado de padecer esta enfermedad o qué debería hacer de ser el caso.

    ¿Por qué son los riñones tan importantes para la buena salud?

    Sus riñones realizan algunas funciones importantes para mantener su organismo saludable:
    ❖ Mantienen en equilibrio los líquidos de su organismo. El exceso de líquido sale de la sangre y se evacua del cuerpo en forma de orina. Sus riñones producen alrededor de uno o dos cuartos de orina por día.
    ❖ Regulan el agua y los minerales importantes de su organismo en su sangre tales como sodio, potasio, fósforo y calcio.
    ❖ Eliminan las sustancias de desecho de su sangre. Estas sustancias son el producto de la desintegración de los alimentos que consume y de la actividad muscular normal.
    ❖ Eliminan los medicamentos y las toxinas de su cuerpo.
    ❖ Generan hormonas en su sangre para:
    – Controlar la presión sanguínea
    – Producir glóbulos rojos
    – Mantener sus huesos saludables.

    ¿Qué es insuficiencia renal crónica?

    Insuficiencia renal crónica significa que usted tiene un estado que daña sus riñones y disminuye la capacidad de los mismos de mantenerlo con buena salud al realizar las funciones mencionadas anteriormente. Las dos causas principales de la insuficiencia renal crónica son la diabetes y la hipertensión. La diabetes ocurre cuando tiene demasiada azúcar en su sangre, lo que daña a
    muchos órganos de su cuerpo, incluyendo los riñones y el corazón, así como los vasos sanguíneos, los ojos, y los nervios. La presión alta o la hipertensión ocurre cuando la presión de su sangre contra las paredes de sus vasos sanguíneos
    aumenta. Si no se controla o se controla de manera deficiente, la presión alta puede ser la causa principal de la insuficiencia renal crónica, los ataques al corazón y las apoplejías. Por otro lado, la insuficiencia renal crónica también puede ser la causa de la hipertensión. Muchas otras condiciones pueden dañar los riñones, entre ellas se encuentran:

    ❖ glomerulonefritis, una enfermedad que causa inflamación en los riñones
    ❖ enfermedades hereditarias como enfermedad del riñón poliquístico que hace que se formen muchos quistes en los riñones. Si la insuficiencia renal crónica empeora, las sustancias de desecho y los líquidos pueden acumularse a niveles altos en su sangre y usted puede sentirse enfermo. Es posible que presente otros problemas como hipertensión, anemia, huesos débiles, malnutrición, y daño a los nervios. La anemia es una escasez de glóbulos rojos en el organismo, que lo puede hacer sentirse cansado y tener poca energía. La insuficiencia renal crónica también aumenta su riesgo de padecer insuficiencia cardiaca y de los vasos sanguíneos.

    La insuficiencia renal crónica puede avanzar lentamente a lo largo del tiempo. De hecho, muchas personas ni siquiera saben que la padecen hasta que ésta es severa. Si se detecta y se trata a tiempo, esta enfermedad, a menudo, se puede retrasar o detener. Sin embargo, si sigue empeorando, es posible que la insuficiencia renal conlleve al fallo permanente del riñón, lo que
    significa que sus riñones ya no funcionan lo suficientemente bien para mantenerlo con vida, y usted necesita un tratamiento como una diálisis o un trasplante de riñón.

    ¿Cómo sé si tengo riesgo elevado de padecer de insuficiencia renal crónica?

    Su médico o su clínica debería examinar si usted tiene algún factor de riesgo de padecer insuficiencia renal crónica. Los siguientes son factores de riesgo:
    ❖ diabetes
    ❖ hipertensión
    ❖ historia familiar de insuficiencia renal crónica
    ❖ edad avanzada.

    Además, la insuficiencia renal crónica es más común en los afroamericanos, hispanoamericanos, asiáticos o habitantes de
    las islas del pacífico, e indios americanos.

    ¿Por qué los afroamericanos y otros grupos étnicos tienen riesgo elevado de padecer de insuficiencia renal crónica?

    La diabetes, la causa principal de insuficiencia renal crónica, es más común en estos grupos.
    Además, la hipertensión, la segunda causa de esta enfermedad se presenta con más frecuencia en los afroamericanos que en otros grupos étnicos. Muchos expertos creen que es posible que estos grupos tengan una tendencia hereditaria para desarrollar estas enfermedades. Cuando esta tendencia se combina con otros factores, como el sobrepeso, puede desencadenar insuficiencia renal. Tener peso normal y hacer suficiente ejercicio es muy importante para que estos grupos eviten la diabetes y la hipertensión.

    ¿Qué debo hacer si tengo riesgo elevado de padecer de insuficiencia renal crónica?

    Debería visitar a su médico o su clínica y hacerse un chequeo, el cual debe incluir lo siguiente:
    ❖ Control de su presión sanguínea.
    ❖ Una prueba simple de proteína en su orina. La proteína es un componente principal de su organismo. Cualquier proteína filtrada, por lo general, es absorbida nuevamente y mantenida en su organismo. Sin embargo, cuando sus riñones no funcionan bien, la proteína se filtra en la orina. Existen pruebas diferentes para determinar la presencia de proteína en su orina.
    Si tiene dos pruebas con resultados positivos en varias semanas, se dice que tiene proteína recurrente en su orina, lo que es una señal de insuficiencia renal crónica.
    ❖ Una prueba de sangre simple de creatinina, que es una sustancia de desecho que proviene de la actividad muscular. Los resultados de su prueba de sangre de creatinina deberían usarse para estimar su índice de filtración glomerular, o GFR, su GFR le indica cuánta función renal tiene. Un nivel bajo de GFR puede significar que sus riñones ya no están funcionando tan bien como deberían para eliminar los desechos de su cuerpo.

    La Fundación Nacional del Riñón ofrece un programa de salud gratuito basado en la comunidad denominado Programa de Evaluación Temprana del Riñón (KEEP, por sus siglas en inglés). Este programa incluye pruebas para la detección temprana de la insuficiencia renal crónica. Llame a la afiliada de la Fundación Nacional del Riñón de su localidad o al número gratuito nacional al 1-800-622-9010 para averiguar si este programa se encuentra disponible en su comunidad.

    ¿Cuáles son los síntomas de insuficiencia renal crónica?

    La mayoría de personas no presentan síntomas severos hasta que la insuficiencia renal empeora. Sin embargo, es posible que usted:

    ❖ se sienta más cansado
    ❖ tenga menos energía
    ❖ tenga poco apetito
    ❖ tenga problemas para dormir
    ❖ tenga piel seca y le pique
    ❖ experimente calambres musculares en la noche
    ❖ tenga pies y tobillos hinchados
    ❖ tenga los ojos hinchados, especialmente en las mañanas
    ❖ necesite orinar con más frecuencia, especialmente en la noche.

    ¿Qué pasa si los resultados de mis pruebas muestran que es posible que padezca de insuficiencia renal crónica?

    Su médico querrá determinar con precisión su diagnóstico y examinar su función renal para planificar su tratamiento. Es posible que el médico:

    ❖ Calcule su índice de filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés), que es la mejor manera de saber cuánta función renal tiene. No necesita hacerse otra prueba para conocer su GFR. Su médico lo puede calcular de su creatinina en la sangre, su edad, el tamaño corporal, y su género. Su GFR le indica a su médico la fase de su insuficiencia renal y le ayuda a planear su tratamiento. (Ver cuadro “Fases de la Insuficiencia Renal Crónica”.)
    ❖ Realice un ultrasonido o una tomografía computarizada para obtener una foto de sus riñones y del tracto urinario. Esta prueba le indica a su médico si sus riñones son demasiado grandes o demasiado pequeños, si tiene un problema como un cálculo renal o un tumor, o si hay algún problema con la estructura de sus riñones y su tracto urinario.
    ❖ Realice una biopsia de riñón, que se hace en algunos casos para ver la presencia de un tipo específico de insuficiencia renal, ver el grado del daño, y planear el tratamiento. Para hacer una biopsia, el médico retira un tejido pequeño del riñón y lo examina bajo un microscopio. Es posible que su médico le pida que vea a un especialista que consultará su caso y ayudará a
    manejar su cuidado.

    ¿Qué debería hacer si tengo riesgo elevado de padecer insuficiencia renal crónica, pero todavía no la he desarrollado?

    Le debería preguntar a su médico qué puede hacer para disminuir sus probabilidades de desarrollar insuficiencia renal. Es posible que su médico le indique que:

    ❖ Siga sus tratamientos prescritos cuidadosamente para controlar su diabetes y/o hipertensión.
    ❖ Baje los kilos de más siguiendo una dieta saludable y un programa de ejercicio regular.
    ❖ Deje de fumar.
    ❖ Evite tomar grandes cantidades de medicinas que calman el dolor para los que no necesita receta médica.
    ❖ Modifique su dieta, como consumir menos sal y menos proteína.
    ❖ Limite su ingesta de cerveza, vino, y licor.

    Fases de la Insuficiencia Renal Crónica __________________________________________________
    Índice de filtración
    glomerula(GFR, Fase Descripción por sus siglas en inglés)
    Con riesgo Factores de riesgo
    Más de 90 elevado para insuficiencia renal crónica (por ejemplo, diabetes, presión alta, historia familiar, edad avanzada, grupo étnico)
    1 Daño del riñón (proteína Más de 90 en la orina) y GFR normal
    2 Daño del riñón y disminución 60 a 89 ligera en el GFR
    3 Disminución moderada 30 a 59 en el GFR
    4 Disminución severa en el GFR 15 a 29
    5 Fallo permanente del riñón Menos de 15 (se necesita diálisis o trasplante)
    __________________________________________________

    Pautas de práctica clínica para insuficiencia renal crónica de la Iniciativa de Calidad para Resultados de Insuficiencia Renal de la Fundación Nacional del Riñón.

    Si padezco de insuficiencia renal crónica, ¿puedo evitar que empeore?

    Lo más probable es que sí. La detección temprana y el tratamiento, a menudo, pueden retrasar o detener la insuficiencia renal crónica. Qué también su tratamiento puede alcanzar este objetivo depende de:

    ❖ La fase de su insuficiencia renal crónica al comenzar el tratamiento. Cuanto más temprano empiece su tratamiento, mayor
    probabilidad tendrá que le vaya bien.
    ❖ El cuidado con el que siga su plan de tratamiento. Aprenda todo lo que pueda sobre la insuficiencia renal crónica y su tratamiento, y asegúrese de seguir todos los pasos del mismo religiosamente.
    ❖ La causa de su insuficiencia renal. Algunas enfermedades renales son más difíciles de controlar.

    ¿Cómo se trata la insuficiencia renal crónica?

    El tipo de tratamiento depende de la fase de su insuficiencia renal y de otros problemas de salud que pueda tener. Es posible que su médico le indique que:
    ❖ Controle su presión sanguínea cuidadosamente. Tendrá que tomar uno o más medicamentos para alcanzar su presión sanguínea ideal. Es posible que su médico le prescriba medicinas para la hipertensión denominadas inhibidores de ACE (una enzima importante para la formación de angiotensina) o bloqueadores – receptores de angiotensina (ARBs, por sus siglas en inglés). Los estudios han demostrado que estos medicamentos ayudan a proteger sus riñones. Tal vez también necesite
    bajar de peso si fuera necesario, y limitar la cantidad de sal en su dieta para ayudar a controlar su presión sanguínea.
    ❖ Controle la azúcar en la sangre cuidadosamente si padece de diabetes. Los estudios han demostrado que el control estricto de azúcar en la sangre puede ayudar a retrasar la insuficiencia renal crónica.
    ❖ Siga una dieta especial que controle la cantidad de proteína que consume. Su médico puede derivarlo a un dietista registrado que le pueda ayudar a planear sus comidas para que consuma los alimentos correctos en las cantidades correctas y mantener un peso saludable.
    ❖ Trate la anemia con una hormona denomina eritropoyetina (también llamada EPO) y suplementos de hierro. La EPO estimula la
    producción de glóbulos rojos en el organismo. Las personas que padecen de insuficiencia renal crónica a menudo presentan anemia porque sus riñones ya no producen suficiente EPO. Se puede suministrar por inyección una forma de hormona artificial. Su organismo también necesita tener suficiente hierro para que la EPO funcione de manera efectiva para producir glóbulos rojos.
    ❖ Evite enfermedad a los huesos manteniendo en equilibrio el nivel de fósforo. El fósforo es un mineral importante de su organismo. Sus riñones, por lo general, eliminan el exceso de fósforo de su sangre. Cuando sus riñones no funcionan bien, niveles altos de fósforo se pueden acumular en su sangre, lo que provoca una pérdida de calcio en sus huesos debilitándolos y permitiendo que se rompan más fácilmente. Para ayudar a prevenir la enfermedad a los huesos, es posible que su médico le pida que limite la cantidad de alimentos ricos en fósforo, tomar un tipo de medicina denominada limitador de fosfato con sus comidas y meriendas, y tomar una forma especial de vitamina D.
    ❖ Siga el programa de ejercicios aprobado por su médico.
    ❖ Siga los pasos para prevenir problemas cardíacos. Estos pasos pueden incluir tratar la diabetes, la hipertensión, y la anemia, y disminuir el nivel de colesterol si lo tiene demasiado alto.
    ❖ Deje de fumar. Fumar empeora la insuficiencia cardiaca y la renal.
    ❖ Visite a su médico y clínica regularmente. Debería controlar su GFR, la proteína en la orina, y su salud nutricional. Pídale a su médico sus resultados y hágales seguimiento.

    ¿Qué pasa si se produce el fallo permanente del riñón?

    Si la insuficiencia renal crónica empeora y se produce el fallo permanente del riñón, existen dos tratamientos exitosos que se pueden seguir: la diálisis o el trasplante de riñón. Estos tratamientos lo ayudan a permanecer saludable y a continuar con sus actividades diarias. La diálisis es un tipo de tratamiento que elimina los desechos y el exceso de líquido de su sangre. Se pueden hacer dos tipos de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal. Un trasplante de riñón es una operación que consiste
    en colocar un riñón nuevo en su organismo para que realice la función de sus riñones dañados. El riñón trasplantado puede ser de una persona que haya fallecido o de un donante que esté vivo quien puede ser un familiar cercano, un amigo, o posiblemente un extraño que deseó donar su riñón.

    Si desea más información sobre estos tratamientos, use la lista de publicaciones de la página 15.

    ¿Hay algo más que debería saber?

    Los estudios demuestran que si usted tiene proteína recurrente en su orina, también tiene mayor probabilidad de presentar problemas cardíacos. Debería hablar con su médico sobre cómo reducir el riesgo de padecer de insuficiencia cardiaca. Entre los pasos se encuentran:

    ❖ Controlar su diabetes y la hipertensión
    ❖ Tratar la anemia
    ❖ Disminuir el nivel alto de colesterol. Para ello, tal vez necesite seguir una dieta y un programa de ejercicios y posiblemente tomar medicinas para disminuir el colesterol.

    Dependiendo de sus síntomas, es posible que su médico le prescriba más pruebas para examinar su corazón.

    Puntos clave para recordar:

    ✔ Algunas cosas pueden aumentar su riesgo de padecer insuficiencia renal crónica. Si usted tiene uno de los factores de riesgo que se mencionan en la página 3, asegúrese de visitar a su médico o a la clínica y hágase un chequeo. La detección temprana y el tratamiento pueden evitar que la insuficiencia renal empeore.
    ✔ Las personas que tienen riesgo elevado de padecer insuficiencia renal crónica deberían controlar su presión sanguínea. También deberían hacerse una prueba simple de proteína en la orina y una prueba de sangre para ver la creatinina.
    ✔ La proteína recurrente en la orina (dos pruebas con resultados positivos en varias semanas) es una señal temprana de la insuficiencia renal crónica. Su médico querrá determinar con precisión su diagnóstico y examinar su función renal para ayudar a planear su tratamiento.
    ✔ La mejor manera de examinar su función renal es estimar el índice de filtración glomerular, o el GFR. No necesita hacerse otra prueba. Su médico puede calcular su GFR de los resultados de su prueba de creatinina en la sangre, su edad, su tamaño corporal, y su género.
    ✔ Si usted tiene riesgo elevado, pero no padece de insuficiencia renal crónica, debería preguntarle a su médico cómo reducir sus probabilidades de desarrollar insuficiencia renal.
    ✔ Si tiene proteína recurrente en su orina, es posible que tenga riesgo elevado de padecer insuficiencia cardiaca. Hable con su médico sobre cómo disminuir el riesgo de padecer de insuficiencia cardiaca.
    ✔ Comuníquese con la afiliada de NKF de su localidad, o llame al número nacional gratuito 1-800-622-9010 para averiguar si el programa KEEP está disponible en su área.

    ¿Qué otra información está disponible?

    Si tiene preguntas adicionales, hable con su médico. Tal vez también quiera leer las siguientes publicaciones disponibles en la Fundación Nacional del Riñón:

    ❖ Lo que necesita saber sobre la urinálisis
    ❖ Acerca de la insuficiencia renal crónica: una guía para los pacientes y sus familias
    ❖ Lo que necesita saber cuando padece de insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la anemia y la insuficiencia renal crónica
    ❖ La diabetes y las enfermedades renales crónicas
    ❖ La hipertensión y sus riñones
    ❖ Cómo ganar la batalla contra los asesinos silenciosos: una guía para los afroamericanos (disponible solo en inglés)
    ❖ La diabetes y las enfermedades renales crónicas: una guía para los indios americanos y los nativos de Alaska (disponible solo en inglés)
    ❖ Sus riñones: químicos principales del organismo (disponible solo en inglés)
    ❖ Nutrición y la insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)
    ❖ Cómo mantener los huesos saludables cuando se padece de insuficiencia renal crónica (disponible solo en inglés)
    ❖ Controle el nivel de fósforo (disponible solo en inglés)
    ❖ Controle el nivel de sodio: cómo condimentar sus alimentos (disponible solo en inglés)
    ❖ Selección de un tratamiento para el fallo permanente del riñón (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la hemodiálisis (disponible solo en inglés)
    ❖ Lo que necesita saber sobre la diálisis peritoneal (disponible solo en inglés)
    ❖ Trasplante de riñón: volver a nacer (disponible solo en inglés)

    © 2003 National Kidney Foundation, Inc.
    Todos los derechos reservados.

    Este folleto fue respaldado por una donación educativa de National Kidney Foundation
    30 East 33rd Street
    New York, NY 10016
    800-622-9010
    http://www.kidney.org
    K/DOQI Learning System (KLS)TM
    PUBLIC EDUCATION
    Early Intervention and Prevention Series

    Más de 20 millones de estadounidenses – uno de cada nueve adultos – padecen de insuficiencia renal crónica y la mayoría no lo saben. Otras más de 20 millones de personas tienen riesgo elevado de padecerla. La Fundación Nacional del Riñón, una importante organización voluntaria para la salud, busca prevenir las insuficiencias renales y del tracto urinario, mejorar la salud y el bienestar de los individuos y familias afectadas por estas enfermedades, y aumentar la disponibilidad de todos los órganos para trasplante. A través de sus 51 afiliadas a nivel nacional, esta fundación lleva a cabo programas en investigación, educación profesional, servicios comunitarios y al paciente, educación pública, y donación de órganos. El trabajo de la Fundación Nacional del Riñón es financiado por donaciones públicas.
    National Kidney Foundation®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: