Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

MÁS DONACIONES (Y TRASPLANTES) SERÍAN POSIBLES…

Posted by Alejandro Marticorena en Miércoles, 13 junio, 2007

El texto de abajo me lo pasó por mail María Eugenia Vivado Durán, Presidente de la Asociación Solidaria de Insuficientes Renales (ASIR). Me pareció bueno, didáctico y, sobre todo, sensato. Por eso lo publico acá.

Adicionalmente digo que se publicó en la edición on-line del Diario de Cuyo, en San Juan, el viernes pasado, 8 de junio, como para que conste en actas su procedencia última.

Ya dije varias veces que Diario de Diálisis hace, a su manera, una contribución a la campaña (que debe ser permanente) en favor de la donación de órganos. También dije una vez que me considero agnóstico. Eso no es óbice (diría un amigo) para que yo no publique aquí cosas como las que escribió el Presbítero José Juan García, Director del Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo.

La falta de órganos

“Todo trasplante es un sacrificio asumible y, quizá, exigible por el espíritu del gran mandamiento del amor. Pero ha de realizarse atendiendo a la integridad de la persona…”.

PBRO. DR. JOSÉ JUAN GARCÍA – DIRECTOR DEL INSTITUTO DE BIOéTICA, UNIVERSIDAD CATóLICA DE CUYO

No somos pocos los que nos preguntamos por qué faltan órganos para donar. La sociedad y sobre todo los familiares de un accidentado cuerpo “huésped” que precisa un órgano se cuestionan acerca de esta carencia ¿Signo del individualismo que acaso nos asalta cada día? También en esto hemos de crear lazos fraternos y pasar de meros habitantes a ciudadanos comprometidos.

Veamos posibles respuestas. La Nación del domingo 3 de junio próximo pasado, pág. 28, lleva a cabo una interesante investigación periodística (link agregado en Diario de Diálisis), que señala sustancialmente que las muchas vidas que dependen de la larga lista de espera, podría reducirse en tres cuartas partes con sólo una llamada telefónica denunciando al organismo jurisdiccional correspondiente, de forma inmediata, cuando un paciente muere y está en estado de donar algún órgano.

Más aún, hay previsto multas de entre 5.000 y 100.000 pesos e inhabilitación de entre uno a tres años para los médicos que omitan esa denuncia. Hay una notable diferencia en la ciudad de Buenos Airess entre el sistema público de salud y el privado. El primero aportó el 60% de de donantes reales de órganos durante el 2006, y los privados sólo el 27%. El restó lo aportó entre obras sociales y las instituciones de las Fuerzas Armadas.

En general puede que la causa sea el descuido o las molestias o el costo que generan tener ambulancias de procuración de órganos, más que la mala voluntad. No obstante hay buenos ejemplos. Uno de ellos es el Hospital Escuela de la Universidad Abierta Interamericana (UIA), que fue reconocida por Buenos Aires Trasplantes como la institución privada que mayor comunicaciones de muertes encefálicas ha realizado durante 2006 en toda la Argentina.

Pareciera entonces que es cuestión de conocimiento de la ley que obliga a los médicos a comunicar el deceso que puede derivar en trasplante de órganos (ley 24.193 de ablación de trasplantes de órganos y tejidos). Y también cuestión de decisión de ayuda.

Hay quienes se preguntan si la Iglesia Católica tiene una postura tomada acerca de la donación de órganos y si intenta generar hábitos al respecto. Creo que lo mejor es escuchar directamente a ese gran profeta cuya figura se agranda con el tiempo: Juan Pablo II. “Con la llegada de los trasplantes de órganos… el hombre ha encontrado el modo de donar parte de sí, de su sangre y de su cuerpo, para que otros puedan seguir viviendo” (Discurso en el primer Congreso Internacional sobre Trasplante de órganos, junio de 1990).

Un poco más adelante el Papa insiste en su discurso en reconocer al acto de ablación del donante el significado y el valor de la “donación sincera de sí que expresa nuestra esencial llamada al amor y a la comunión”.

Hoy, se perfilan nuevas técnicas médicas. Un campo que se ha ampliado merced al progreso de la cirugía y de la inmunología; esto último ha permitido disponer de fármacos eficaces para combatir el fenómeno del rechazo en el receptor del tejido u órgano (histocompatibilidad).

Todo trasplante es un sacrificio asumible y, quizá, exigible por el espíritu del gran mandamiento del amor. Pero ha de realizarse atendiendo a la integridad de la persona, tanto del donante, al que no se debe dañar más allá de los límites razonables, como del receptor, al que no debe trasplantarse el órgano más que en casos graves y con sentido prudencial.

La legitimación ética de los trasplantes entre personas vivas exige el consentimiento informado del donante, con exclusión de todo tipo de imposición, manipulación ajena o decisión irresponsable. Por tanto, tratándose como en el caso del riñón, de partes que no afectan a la totalidad física o psíquica del sujeto, es patente la licitud y bondad del trasplante.

Donar órganos es dar vida desde la propia vida, dar nuevos años desde un cuerpo que se va, crear un horizonte de esperanza desde la mirada que se apaga. Y no olvidemos: Dios es un buen pagador.

Anuncios

3 comentarios to “MÁS DONACIONES (Y TRASPLANTES) SERÍAN POSIBLES…”

  1. Migue said

    Excelente nota de la no menos excelente persona que es la Dra. María Eugenia Vivado Durán, Pediatra y transplantada renal. Presidenta de ASIR y miembro permanente del Consejo Asesor de Pacientes (CAP) INCUCAI.
    La donación de órganos es posible. Se requiere mayor información a nivel personal. Debería ser – como otras muchas – parte de la enseñanza escolar.
    Miguel M.

  2. Hola, Migue. Seguramente entendí mal, pero por la forma en que lo decís pareciera que la autora de la nota es María Eugenia. El autor es, en realidad, el Presbítero Dr. José Juan García, Director del Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo, tal como se informa en el texto de arriba.

    Disculpame por mi corrección (si es que efectivamente se trata de una equivocación tuya; no en caso de que se trate de un error mío de comprensión) pero lo hago simplemente en aras de evitar eventuales confusiones.

    Te agradezco mucho por dejarnos tu comentario.

    Alejandro Marticorena.

  3. dudi said

    buenoo aca dejo mi comentario . soi dudii tengo 12 años .
    estoi en 6to gradoo de la primaria i estoi estudiando lo qe es donacion i transplante de òrganos.
    les dejo mi comentario .
    i ojala sean posoibles mas donaciones !!!!

    besoo..

    duudii.☻☻☺☺

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: