Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

PARA QUÉ SIRVE DIARIO DE DIÁLISIS (ENTRE OTRAS COSAS…)

Posted by Alejandro Marticorena en Lunes, 2 abril, 2007

Les quiero comentar hoy el caso de Laura Krogslund. Y al respecto haré una breve reflexión. Pero más abajo, sobre el final.

Primero lo primero. Laura descubrió Diario de Diálisis el día de mi cumpleaños. Dejó dos comentarios. El primero, respondiendo a la nueva sección “Contá tu historia aquí“. El segundo, que me parece más revelador y más abajo voy a decir por qué.

Cuando descubrí el comentario de Laura en el panel de moderación de comentarios de WordPress (la plataforma que me da el servicio de blog) eran casi las dos de la mañana. Si bien tenía insomnio, los 0,75 miligramos de Clonazepam que me ayudan a conciliar el sueño (más un cansancio acumulado por venir durmiendo no más de cuatro horas por noche) estaban haciendo efecto, y ya me disponía a irme a (intentar) dormir. Estaba destruido.

Y entonces descubrí los dos mensajes de Laura.

Era tal el desamparo y la angustia que transmitían (eso al menos fue lo que yo registré) que me dije “no puedo irme a dormir sin siquiera transmitirle algo”.

Le respondí como para intentar tibiamente dejarle algunas palabras que la calmaran un poco. Le aclaré que no tenía por qué pedir perdón por ninguna “molestia“, ya que “este sitio está para gente que está pasando por este tratamiento y para sus familiares“. Le prometí escribir un post (estoy cumpliendo mi promesa ahora) y no mucho más.

Pero después leí el segundo comentario que dejó. Y a lo que venía sintiendo se le sumó la bronca. Léanlo a ver si detectan qué fue lo que me enfureció.

“Para Alejandro Marticorena: hola Alejandro, soy nueva, ayer descubrí esta página, estoy desesperada, es posible que mi marido dentro de seis meses deba hacerse diálisis, tengo terror y encima nuestro nefrólogo desde hace 10 años, es muy buen profesional, pero no es muy ético en decir las cosas, no entiendo nada de diálisis, mi marido tiene 28 años y está desesperado, hace 10 años le descubrieron que tenía glomerulonefritis por i.g.a., respetó toda dieta, medicamentos, hizo todo hasta lo imposible, pero de igual forma es factible que deba hacerse diálisis; (el nefrólogo) ni nos comentó de qué se trata, solamente dijo “hasta acá llegué yo”, desde ese día nuestras vidas cambiaron, tratamos de estar bien, ¿pero cómo? De pronto te descubrí en esta página y por eso te escribo, a vos y a todos los que puedan sacarme algunas dudas sobre el tema, y si saben de algún grupo de ayuda… desde ya muchas gracias”.

¿Me permiten un momento de furia?

Espero se hayan dado cuenta de que lo que me enfurece es un profesional de la nefrología que, según dice acá Laura, “ni nos comentó de qué se trata“, y se limita a decirles “hasta acá llegué yo” y, al parecer, los larga en banda sin siquiera preguntarles si quieren hacer alguna pregunta sobre el tratamiento.

¿Es posible (pregunto desde mi más absoluta candidez) que un nefrólogo no sea capaz de (o peor, no se preocupe por)  informarle a su paciente  qué es la diálisis, en qué consiste, por qué y para qué se hace, y suministrar el mínimo de contención que puede necesitarse en semejante momento (que obviamente conocí en carne propia) ante la sola idea de que la vida cotidiana de uno cambiará drásticamente y ante la que aparecerán varias limitaciones, empezando por la de los tiempos libres?

Me tienta preguntarle a Laura el nombre del nefrólogo. En fin, después de todo no sé si servirá de algo que se lo mencione aquí. Sí sería bueno, en todo caso, que de ser rigurosamente ciertas las afirmaciones de Laura este profesional lea este post. Y se comunique conmigo en un comentario, claro. Porque es otro de los alarmantes ejemplos de los horrores (no errores: horrores) de comunicación que cometen algunos profesionales de la medicina en lo relativo a la relación con sus pacientes, asunto del que, evidentemente, no reciben formación alguna a nivel académico pero que, en mi modesta opinión, es algo casi tan importante como la capacidad de realizar un buen diagnóstico y prescribir un tratamiento correcto.

¿Por qué? Por la sencilla razón de que los impactos psicológicos recibidos por un erróneo manejo comunicacional del médico hacia el paciente en lo relativo a una enfermedad y su tratamiento (máxime cuando hablamos de algo como la diálisis: esto no es una gripe) puede acarrear consecuencias psicológicas que van a terminar impactando desfavorablemente en el tratamiento mismo. Y si no, ahí están las estadísticas del estudio que realizó Dennis Bueno, médico nefrólogo lector de este blog, y del que publiqué algo justo un post atrás. Ese estudio puede dar un indicio de la importancia de lo que estoy diciendo.

La ayuda

Volviendo a Laura, cuando leí ese segundo comentario, me dispuse a resignar una hora más de sueño y decidí responderle con algo más de extensión. Éste es el link para leer mi respuesta.

Y al día siguiente nomás, me encontré con su respuesta, que me mandó por mail. La publico sin su autorización (perdón, Laura, pero creo que lo que decís es importante para muchos) porque creo que vale la pena leerla, más allá de las sensaciones que me provocó.

“Hoy, en un día gris como éste, me entregaste el sol que hace rato no veo, gracias por el tiempo que me diste para responder mis miedos, porque todos opinan… pero sos vos quien me tranquilizó… necesitaba alguien que lo sienta a flor de piel, alguien que esté en el mismo zapato que mi marido, y realmente me encantaría que en algún momento él mismo te lo agradezca, es una persona muy fuerte, siempre mirando todo de manera optimista, siempre hizo todo lo que su médico le dijo; qué te puedo decir, Alejandro, no me esperé tu respuesta, pensé que no me habían aceptado el mail, y me llevo esta sorpresa, no quiero molestarte más, ¡pero no quisiera que éste sea nuestro último mail por favor! Voy a leer esa nota de nuevo, porque ya la había leído pero necesitaba que me lo digas, voy a hacerlo con más ganas… Hasta la próxima y gracias, me sería de gran ayuda que lo charles con el director de diálisis, cualquier respuesta de ustedes me va a ser de muchísima ayuda… ¡¡¡¡Mil gracias!!!!”

La reflexión

Este post estará archivado en dos secciones: “Historias y casos”, pero además en “Reflexiones”.

Y la reflexión prometida al principio está acá. No es nada filosófica ni (creo) profunda.

Nunca pensé que, por vivir lo que estoy viviendo, y decir lo que digo, estaría ayudando a gente (y familiares de esa gente) que está pasando por algo muy parecido a lo que yo pasé y estoy pasando.  Pero la paz y la satisfacción que me trae leer cosas como las que me mandó Laura son la mejor motivación, la mejor fuerza, la mejor energía que puedo recibir para seguir adelante, máxime cuando hay momentos (reitero que son sólo momentos) en los que sinceramente no me dan ganas de ponerme a escribir sobre la diálisis.

Abraham Ringach, uno de mis compañeros de diálisis (un viejo divino que está a punto de cumplir 80 años y ya quisiera yo llegar a esa edad en el estado en que está él, que con “toda la furia” parece de 70) me preguntó una vez si no me resulta contraproducente escribir sobre estos temas. Claro, porque amén de las 12 horas semanales para el tratamiento, debo destinar otras tantas a mantener este blog y a conectarme, no esta vez con las agujas “butterfly” y las tubuladuras al dializador, sino psicológicamente con el tema. Generalmente no, no me resulta “pesado”, pero es cierto que tampoco me dan ganas de estar pensando en el tema las 24 horas del día.

Pero la contrapartida son mensajes como los de Laura Krogslund. O como los de Clara Camerano. O Ángel Fernández, o Lina Soler. O Elsa, que me viene siguiendo casi desde que comencé, hace unos siglos, allá por agosto del año pasado… O tantos otros.

A todos ellos, y a todos los que no mencioné de fiaca, nomás, es a quienes está destinado (y dedicado) este blog. Por eso el título de este post:  “Para qué sirve Diario de Diálisis“. Para estas cosas. Para ayudar. Parcial, imperfectamente, muchas veces sin poder dar la respuesta precisa (porque no soy médico, simplemente) pero siquiera acompañando en el miedo y la angustia a gente que, con el tiempo, descubrirá que la diálisis no es tan terrible después de todo (y quien lo dice es alguien que está en pleno tratamiento) porque en definitiva es lo que nos mantiene vivos.

Y si mañana podremos ver la luz del sol y disfrutar de la risa de nuestros hijos, amigos, esposos, esposas y familiares es porque tres veces por semana, durante cuatro horas, nos conectamos con un aparato, maravilla de la tecnología médica, que se llama dializador (yo le digo “Arturito”, por el robotito de Star Wars) y que no tuvieron la suerte de conocer muchas personas que nacieron demasiado antes.

A todos quienes se sienten tristes por tener que comenzar diálisis, a quienes ya están hartos de hacerla, les propongo verlo de esta manera: después de todo, somos privilegiados por poder tener a mano un “Arturito”. Piensen en lo contrario. Piensen en lo que hubiese dado la gente que nació “demasiado pronto”, cuando no existían estos aparatitos, por contar con uno. Por poder seguir adelante.

Laura, este post está dedicado a vos, y en vos a todos quienes sientan que estas palabras los ayudan en algo.

Ojalá así sea.

 

Anuncios

23 comentarios to “PARA QUÉ SIRVE DIARIO DE DIÁLISIS (ENTRE OTRAS COSAS…)”

  1. Angel said

    Hola a todos
    Desde hace muchos años (mucho más de la mitad de mi vida) he compartido comentarios, charlas, aguntias y alegría (que hay de todo) con personas que han sufrido en hemodiálisis y que han vivido un trasplante.

    Gracias a mis padres, aprendí que esto era algo más en la vida y que no tenía que permitir que me quitara la alegría de vivir.

    Cuando hace unos meses descubrí este blog, me sentí esperanzado. Encontré a alguien que hablaba del tema de una manera normal, sin victimismos, sin pesimismo. No quiere decir que estaba contento por lo que estaba viviendo sino que estaba luchando por seguir adelante.

    Y eso me enganchó porque la única manera de poder plantar cara a la hemodiálisis, sus angustias, sus interrogantes y su desconocimiento es con esa actitud.

    Para finalizar quiero animarte a seguir escribiendo Alejandro… y a tí lector que sigues el tema, te animo a contar tus experiencias, a que preguntes (dentro del blog y a tus médicos) sin miedo a parecer torpe, a que no veas esto como el fin del mundo… porque no lo es.

    Existe esperanza y eso es un buen aliciente para seguir luchando cada día.

  2. Ángel, es éste un momento en el que pienso seriamente si tu aparición en este blog no tendrá algo que ver con el significado de tu nombre.

    Es que (y esto pensaba decirlo en un post, que igual lo haré) si bien me he acostumbrado a la diálisis los días laborables, noto que me cuesta psicológicamente adaptarme a hacerla los días feriados. Es decir, esto de saber que la mayoría de la gente está paseando o descansando, y de que, cuando hay diálisis, no hay feriado que valga.

    El lunes fue feriado por ser 2 de abril y conmemorarse el 25º aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas. Y mañana y pasado, viernes, será Semana Santa. Lunes y viernes feriados, pero lunes y viernes en diálisis. Feriados que, para mí, no son tan feriados.

    Y esto me ha impactado. Lo noto en mi ánimo, que si bien no ha estado negro, sí que no fue del mejor por estos días.

    Por eso tus palabras de recién fueron precisamente las que andaba necesitando escuchar. O leer.

    De ahí que se me haya cruzado que, más allá de llamarte Ángel, quizás sencillamente lo seas.

    Un fraternal abrazo,

    Alejandro Marticorena.

  3. Angel said

    Hola Alejandro
    entiendo perfectamente como te sientes al tener que hacer diálisis cuando todo el mundo está descansando.

    A mi me passa igual pero intento tomarlo con filosofía e intento que esas cosas no me desanimen mucho.

    Quizás para mi sea más sencillo que para tí por tener en casa la máquina.

    Lo peor para mi es tener que dializarme el domingo. Realmente no me apetece nada. Me gustaría tener todo el fin de semana completamente libre pero es mejor no dejar 2 dias entre diálisis para no tener que necesitar toda la semana para descargarme del peso acumulado.

    La oficina está desierta porque todos mis compañeros se han tomado toda la semana de vacaciones pero a mi me ha tocado venir a trabajar. Es bastante triste.

    Un saludo,
    Angel

  4. Estela M. Pastor said

    Alejandro…mientras mas miro lo de tu DIARIO y leo las cosas que alli estan y leo tus respuestas y la de la gente, me maravillo de la suerte que tienen los que en este momento llegan, cuando yo tuve que vivir esto me volví loca buscando un lugar que me dijese algo de lo que me iba a pasar y no encontrè nada y tuve que asumirlo sola mi alma, fui solita a mi 1ª hemodíalisis y la sufrí terriblemente por que mi prótesis todavía no estaba preparada para ser usada pero se necesitava, por que yo ya no podia estar mas sin dialisarme, pero todo pasa, ahora lo tomo como ir a trabajar, tres veces a la semana y para mejor estas vos y todos los que con vos estamos en las mismas, para sostenernos y sacarnos dudas.- Gracias por estar y como se dice por ahi, NO TE MUERAS NUNCA.-
    Un beso. Estela

  5. Juan said

    Estimado Alejandro, Por un lado entiendo lo que le pasa a Laura, y por otro me estoy dando cuenta que muchas veces, correguime si no es asi. Los que se llevan la peor parte son las acompañantes. Si mal no recuerdo cuando comentaste sobre tu experiencia con la noticia de que tendrias que empezar el tratamiento fue tu mujer la que sientio, o por lo menos lo expreso, el “shock” de la noticia. Leyendo a Laura siento lo mismo. Y en mi caso es lo mismo. Sera que los que somos “Pacientes” nos cuesta expresar mas las cosas? o que, en mi caso, hace tanto tiempo que vengo barajando esta idea que ya estabamos resignados a que iba a pasar?.

    Te cuento de paso que la semana que viene, el 17, voy a tener mi brazo bionico propio. =D, jeje. Le pedi al medico si podria ponerele lanzador de tela de araña, como el de Spider-man.. =P…

    Te cuento una cosa rara que me paso el otro dia, y que si le pasa a alguien que no esta informado, no se que pasaria.-

    Estamos haciendo ya las investigaciones pretinentes para ver que centro voy a utilizar, y a uno de ellos fue mi madre, ya que yo tenia que laburar. A la tarde de ese mismo dia, fuimos a ver al cirujando que me va a realizar la intervencio para la Fistula, y mi mama le pregunto en comparacion como tratamientos definitivos, “Dialisis o Transplante” a lo cual yo me quede congelado, como el medico.
    Luego me entere que el encargado del centro de dialisis al que fue ella, le pinto el tratamiento como algo taaaan bueno que es casi mejor que el transplante.-

    Por supuesto el medico le dijo claramente, “es 1 en 1000000000000 al transplante”.

    Bueno hoy me escribi un monton… Saludos a vos y a tus lectores….

    PD: Laura, la recomendacion que te puedo hacer, es que lo hables con tu marido, que siente el, y no olvidar que por suerte existe este tratamiento. o como dijeron por otros posts “Bendita Dialisis”, sino la historia seria otra.-

    Saludos

    Juan

  6. Hola, Ángel. Como siempre, gracias por tus palabras. Es bueno tener, aunque sea a la distancia, quienes puedan compartir con uno los momentos de tristeza también.

    Gracias por estar ahí, compañero.

    Un fuerte abrazo y ánimo. Pensá en tu casamiento: uno de los momentos màs hermosos de la vida, sin duda.

    Alejandro.

  7. Respuesta al comentario 4, de Estela Pastor: ¡Gracias, Estela! Hacía mucho que no me decían “no te mueras nunca”. Siempre es muy lindo escucharlo. Bueno, te cuento que yo también pasé lo mismo que vos. No existía en ese entonces un “Diario de Diálisis” que me contara cosas… quizás por eso mismo se me ocurrió crearlo.

    Y es verdad eso de tomarlo “como ir a trabajar”: a mí también me pasa, al menos desde hace unos meses (hace casi 9 que me dializo, o sea que aún soy “nuevo”). Es un buen síntoma ése, Estela. Quiere decir que uno ya “naturalizó” la diálisis. Es como un trámite.

    Te mando un beso enorme y gracias por participar. Espero seguir “viéndote” por acá.

    Alejandro Marticorena.

  8. Respuesta al comentario 5, de Juan. Es interesante tu reflexión, Juan. Realmente no sé si será como vos decís, de que los “acompañantes” o familiares son quienes se llevan la peor parte. Creo que son “partes” diferentes, se deben sentir cosas distintas. Ni mayores, ni menores; ni peores ni mejores: simplemente distintas. Ni nosotros, en tratamiento, podemos sentir exactamente lo que nuestras esposas, esposos, madres, padres o hijos sienten, así como ellos no pueden sentir exactamente lo mismo que nosotros. Por eso creo que la clave está en acompañarnos mutuamente. El “sentido común” indica que nosotros, como pacientes, necesitamos contención, cariño, atenciones, cuidados, etcétera etcétera. Pero ojo que ellos también los necesitan, máxime porque la medicina (e incluso en cierta medida la psicología) casi nunca los toma en cuenta. Nosotros somos los “starrings” (protagonistas) de esta película llamada “diálisis”… pero no pareciera que nuestros acompañantes tuvieran el rango de “co-starrings”, ¿no?

    Hay un comentario por ahí, de Andrea Kaprielan, esposa de un compañero mío de diálisis, que habla un poco de la óptica del familiar del paciente en diálisis. Si no lo leíste, te lo recomiendo, está en este link.

    Por otro lado, puede que sea cierto lo que decís sobre que a los que estamos en tratamiento quizás nos cuesta más expresar las cosas. Quizás el “bancarnos” la diálisis, con sus impactos en lo psicológico, nos hace estar todo el tiempo como “en guardia”, muy “armaditos” para poder sobrellevar el tratamiento, y en una de ésas es justamente eso lo que nos impide “aflojarnos” un poco. Me ha pasado más de una vez.

    Antes de que me olvide, Juan: no quería dejar de destacar tu humor. ¡”Brazo biónico” y “Spider Man”! Me encantó. ¿Sabés que nunca se me había ocurrido verlo así? Bromearé con eso (citando la fuente, claro, como corresponde a todo periodista) ni bien pueda.

    Finalmente, sobre las comparaciones entre diálisis y trasplante: creo que es una decisión muy personal, Juan. Yo (y creo que mucha gente, quizás la mayoría) elijo un millón de veces el trasplante, aunque sea para recuperar la libertad de no tener que invertir 12 horas por semana para continuar con mi vida. Ah, y para poder volver a viajar libremente e irme de campamento a la Patagonia en las vacaciones de verano, pero donde me de la gana, no sólo donde tenga a mano un centro de diálisis.

    Sólo por esos dos motivos creo que es suficiente. Pero reitero: es una decisión muy personal, hay quienes prefieren la diálisis, sobre todo cuando se trata de pacientes muy mayores que temen los riesgos de la operación, y es comprensible. Pero te imaginarás que yo, con 42 años recién cumplidos, no me hace ninguna gracia la idea de pasarme el resto de mi vida conectado a “Arturito” (el dializador).

    Te mando un abrazo y gracias por participar en el blog.

    Alejandro Marticorena.

  9. ELSA said

    HOLA ALE,ESPERO QUE TE ENCUENTRES MUY BIEN,QUERIA DECIRTE QUE TENGAS FELICES PASCUAS VOS Y TU FAMILIA,ABRAZOS ELSA.

  10. ¡Gracias, Elsa! Igualmente para vos y los tuyos. Un beso enorme.

    Alejandro.

  11. mary said

    alejandro soy mary y estoy pasando por algo realmente dificil a mi papa le dijeron que tine que empesar con el tratamiento de dialisis y aunque yo ya lei bastante sobre la dialisis y se que en sus condiciones es para mejorar su calidad de vida el no quiere seder y esta muy asustado y la verdad a mi me duele mucho verlo en esa actitud el tiene miedo.
    y es logico por que el aparte tine otras enfermedades como diabetis y cada ves se complica algo y la verdad yo y toda mi familia estamos en crisis.

  12. martin said

    HOLA SOY MARTIN Y HACE DOS AÑOS QUE ESTOY TRANSPLANTADO Y ESTUYVE 11 MESES EN DIALISIS .ESTUVE LEYENDO CREOS QUE A JUAN QUE PREGUNTA QUE ES MEJOR SI LA DIALISI O TRANSPLANTE,Y SI A EL LO ATIENDE UN BUEN NEFROLO LE VA A EXPLICAR QUE LOS PRIMEROS TRES AÑOS ES LA MISMA CALIDAD DE VIDA Y DESPUES EL TRASPLANTE TE MUCHA MEJOR CALIDAD DE VIDA.POR LO MENOS AL NO TENER QUE IR A DIALIS AL ESTAR TRANSPLANTADO YA LA CABEZA TE EMPIEZA A TRABAJAR DE OTRA MANERA MUCHO MEJOR……

  13. Mary, en casos como éstos creo yo que la mejor salida, si el propio paciente o incluso la propia familia no puede hacerlo por sí misma, es solicitar ayuda profesional. Uno de los grandes méritos de la psicoterapia (individual o familiar, lo que corresponda) es poder contar con un espacio donde expresar las angustias, los temores e incluso las broncas (que las hay, y con razón) ante la situación de alguien que debe comenzar el tratamiento y –claro– la de su familia, aspecto en el que generalmente no se repara.

    No tengo muchos datos sobre tu papá, pero me parece importante que hablen sobre la posibilidad de hacer una terapia familiar, si es –como vos me decís– que la familia está en crisis. Excepto en casos extremos, Mary, siempre hay alguna salida, alguna alternativa. Mi sugerencia es que la busquen por ese lado. Indudablemente todos ustedes, como familia, y tu papá como paciente, deben tener una carga importante de angustia. Y la palabra es una de las mejores armas para combatirla. Es más, muy posiblemente mi blog haya sido el arma que elegí yo.

    Alguna vez dije por ahí que la ignorancia es la mejor aliada del miedo. Bueno, también creo que el silencio es el mejor amigo de la angustia. Por lo tanto, el conocimiento y la palabra son las armas con las que debemos enfrentar a la ignorancia, por un lado, y a la angustia, por el otro.

    Te mando un beso y espero que mis palabras te ayuden a comenzar a pelear. Ahora corresponde que ustedes creen sus propias armas, con sus propias palabras. Pero siempre, claro, con ayuda profesional, si es que ya no pueden manejar la situación por sí solos.

    Gracias por participar.

    Alejandro Marticorena.

  14. Martín, me alegro de que el trasplante te haya salido tan “rápido”. Comparado al menos con el tiempo promedio no está nada mal.

    Gracias por tu participación y espero seguir viendo tus comentarios por aquí.

    Un abrazo,

    Alejandro Marticorena.

  15. Juan said

    Martin, gracias por tu comentario, Creeme que estoy totalmente de acuerdo con vos, queria nada mas contar como la opinion de un medico de un centro puede ejercer bastantes dudas sobre la mentalidad de pacientes o familiares.-

    Saludos..

    Gracias..

    Juan

  16. mary said

    hola Martin como has estado soy mary espero que te encuentres muy bien, yo solo queria preguntarte si tu crees que una persona con dialisis y diabetes a una edad abansada se pueda recuperar psicologicamente. mi papa no quiere ceder y esto es deprimente tanto yo como mi familia hemos tratado de ayudarlo incluso le hablamos de una terapias psicologicas pero el dice que nada de eso va a cambiar su estado y yo habeces trato de entenderlo, pero cuando me encuentro solo o miro a mi mama llorando por la actitud de el se me parte el alma no se que podriamos hacer para hacerle saber a mi papa que se puede recuperar moralmente. tu que opinas?

  17. Mary, no me queda claro si le escribís a Martín, quien dejó su comentario en el número 12, o a mí. ¿Me aclarás, así sé qué hacer?

    Un beso,

    Alejandro Marticorena.

  18. mary said

    hola soy mary y bueno saludando a Martin y deceandole lo mejor queria disculparme por la equivocacion, pero yo me dirijia a ti Alejandro y espero que te encuentes bien.
    y tambien espero tu punto de opinion.

  19. Hola, Mary. Todo bien, no te preocupes. Sospeché que me hablabas a mí: es muy frecuente que confundan mi nombre por el de Martín. Debe ser un “efecto arrastre” de mi apellido.

    Te dejo un beso, y gracias por escribirme.

    Alejandro Marticorena.

  20. ARTURO said

    hola mi mama es diabetica hace 10 años y hace un año y medio le dijieron q tenia insuficencia renal y le dijieron q tenia q dialisarse pero ella no acepto y buscamos por otro medio con un medico naturista y tiene ya 4 meses con el tratamiento y desde la primera semana empezo a ver mejoria en todo empezo a bajarse la urea el potasio q tenia muy elevado sus pies y su rostro empezadon a desincharse y todo bien ya estaba mejor pero hace 2 semanas empezo de nuevo a decaer pero ahora se le esta llenando de agua el estomago y de pesar 70 kilos ahora ya pesa 75 ella se siente sin respiracion en algunas veces se levanta rapido porque se siente ahogar luego le pego una tos q no la deja dormir ella sigue con la desicion de no dialisarse pero una enfermera me comento q si no se dialisa el agua seguira subiendo ya q no puede orinar la cantidad q toma de agua ella se toma medio litro diarios y a veces menos segun me preocupa porque cada dia q pasa la veo mas mala ya hemos hablado con ella pero ella dice q no se quiere dialisarse q ella quiere buscar otra opcion
    la verdad me siento desesperado porque no se q hacer

    y queria saber q puedo hacer en estos casos
    yo hago lo q puedo de hecho le inyecto la furosimidad para q orine y le ayuda pero muy poco

    tambien ella empieza a sentir mucha comenzon en su piel y notado q el estomago se me mas grande como si ella estuviera embarazada

    porfavor les pido su ayuda un consejo

    de antemano mil gracias!!

    QUE DIOS ME LOS BENDIGA!!

  21. Respuesta al comentario 20. Hola, Arturo. Lamento mucho no haber podido ver este comentario antes. No sé cuál será la situación de tu madre, pero es importante que sepas (y que lo sepan quienes lean este comentario) que el cuadro de tu madre es delicado: no le funcionan los riñones, y no está eliminando ni las toxinas de su sangre ni el exceso de líquido de su cuerpo. Si aún no lo han hecho, mi recomendación es que CON URGENCIA la lleven a un médico nefrólogo para que les indique qué hacer. Pero te anticipo que la única salida en estos casos es la diálisis. Los riñones son tan vitales para el organismo como el corazón. Y si no funcionan aquellos, es como si no funcionara éste. La única diferencia es el tiempo que pasa entre que el órgano deja de funcionar y el fallecimiento de la persona.

    La sensación de ahogo que tiene tu madre se debe a que el líquido acumulado le está reduciendo la capacidad pulmonar, y la comezón es producto del exceso de fósforo en su sangre. Seguramente también se le hinchan mucho los tobillos y se cansa con facilidad. Si es así, la hinchazón de los tobillos también se debe al líquido acumulado, y el cansancio es anemia, mala oxigenación de la sangre por escasez de glóbulos rojos.

    Arturo, espero no estar llegando tarde con este mensaje. Te pido que la lleven a tu madre (por la fuerza si es preciso) al médico.

    Espero ansioso tu respuesta. Un cordial saludo y gracias por escribir.

    Alejandro Marticorena

  22. tania said

    hola soy tania de pergamino… les voy a contar mi historia: Mi papa tiene 49 años es diabetico ya lo operaron de un grano en la cola que generalmente a todos lo diabeticos le salen (segun los medicos) bueno ahi empezo todo… A mi papa le pusieron muchos medicamentos en el suero y uno de esos tantos medicamentos le jodio los riñones y el higado y ya no pudo trabajar mas… bueno hasta ahora los medicos no pueden decir que tiene mi papa… le estaban dando 30 pastillas por dia 15a la mañana 15 a la noche y le hacian analisis y se lo derivaban a Estados Unidos para estudiar haber lo tiene,todavia no encontraron nada…hoy fue al medico y el doc le dijo que le van hacer una biopsa el doc tambien le dijo que hablo en el concreso y le conto lo que tiene mi papa por lo q dicen no es un caso comun..por eso estoy escribiendo esto kiero su opinion que opina usted?… desde ya muchisima gracias!!! q dios lo bendiga!!

    • Tania, yo no puedo darte ninguna opinión porque no soy médico, y cualquier respuesta que yo te diera sería una irresponsabilidad de mi parte, ¿me entendés? Lo único que puedo decirte es que ante la duda, en una consulta médica, lo mejor que se puede hacer es una interconsulta, es decir, buscar la opinión de otro médico. La medicina no es una ciencia exacta y, encima, los médicos son seres humanos y por lo tanto puede equivocarse. Si no les convence la respuesta del médico, yo te diría que busquen otras opiniones.

      Te mando un beso y ojalá que pronto encuentren respuestas ante la dolencia de tu papá.

      Un beso y gracias por escribir.

      Alejandro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: