Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

REPERCUSIONES TRAS LA PUBLICACIÓN EN “NOTICIAS” (II)

Posted by Alejandro Marticorena en Sábado, 10 marzo, 2007

UN DEBATE POSIBLE

Aquí quería referirme a algo que quizás pudiera ser materia de un debate o un intercambio que se me ocurre como muy enriquecedor.

Uno de los comentarios que recibí sobre la publicación en la revista Noticias tiene que ver con un posible “efecto no deseado” cuando mencioné que un riñón trasplantado no es para siempre ya que, según las estadísticas, la sobrevida del órgano es de unos 10 años cuando proviene de un donante cadavérico y de unos 15 cuando procede de un donante vivo.

Si bien en la nota aclaré que se trata de promedios estadísticos y que en la realidad la sobrevida del riñón puede ser mayor (o menor) el comentario sostuvo, literalmente, que “hay temas que deben ser tratados con mucho cuidado, hay gente incluso que ante estas lecturas puede tomar la decision de no trasplantarse”.

Se imaginarán obviamente que si bien mi intención fue describir una realidad con crudeza sencillamente porque es cruda, tampoco quise influir negativamente en la decisión de trasplantarse de ciertas personas. Lo último que querría desde este espacio es atentar contra el trasplante y la donación de órganos.

Pero el ser humano es cualquier cosa menos perfecto, y las palabras son, también, muchas cosas, menos una ecuación matemática. Si bien nos ayudan a comunicarnos y, de hecho, hacen que la sociedad tal como la conocemos sea posible, a veces suelen trasnformarse en lo que pretenden anular: la incomunicación, la desinformación. Son una herramienta, y como tal hay que saber usarlas. Pero hasta el más diestro cirujano puede cometer errores con el bisturí, sencillamente por su condición de ser humano. Y quizás yo erré en la forma en que redacté ese párrafo. No lo sé.

Pero más allá de la cuestión de si está mejor o peor redactada la frase de la nota, cosa que no me parece lo esencial, creo que el debate posible pasa por la siguiente pregunta: ¿hay que brindar absolutamente toda la información al paciente renal que desea trasplantarse sobre las implicancias, consecuencias y aspectos, tanto positivos como negativos, que tendrá el trasplante para su calidad de vida futura luego de la operación? ¿O hay que subrayar y enfatizar los aspectos positivos del trasplante para de este modo contrapesar el miedo que tal paciente pueda tener, sea por la operación, sea por miedos indefinidos, prejuicios, convicciones religiosas, etcétera?

Es decir, se trataría de la alternativa entre informar una realidad tal como es, con sus blancos y sus negros, sus más y sus menos, para que la persona pueda tomar una decisión sobre la base de información real pero quizás fría y cruda; o, por otra parte, convencer a la persona de que la calidad de vida luego del trasplante renal es mejor por lejos que la que vive en diálisis para evitar que miedos, prejuicios o convicciones de cualquier orden la mantengan sumida hasta el fin de sus días en una dependencia perfectamente evitable, dependencia, en fin, que a largo plazo tiene también sus consecuencias negativas y nada soslayables: la diálisis en forma indefinida no garantiza que uno estará indefinidamente manteniendo los mismos estándares de salud. Y me apresuro a subrayar que no planteo un determinismo: sólo digo que no lo garantiza.

Sintetizando aún más la cuestión creo que la cosa puede plantearse entre “informar” con realismo, y “convencer” de buena fe, enfatizando ciertos aspectos por sobre otros. No estoy hablando de desinformar, mentir u ocultar información porque, al menos por mi parte, y siendo periodista, quedará claro de qué lado estoy. Y creo que en ese caso ya no hay debate posible. Una cosa es “convencer”, “seducir” con una idea, como por ejemplo hace un vendedor honesto, sin mala fe. Otra, muy diferente, es manipular la información para que alguien haga lo que nosotros queremos: allí se trata de una falta de respeto porque negamos al otro la capacidad de decisión sobre la base de información que le negamos y, por tanto, tal acción se basa en un abuso de poder.

Hecha esta salvedad, el debate (si merece ese nombre) está abierto. Me gustaría mucho escuchar opiniones (mejor dicho, leerlas). Y mejor aún si son contrarias a la mía, que se basa más en la primera alternativa. Un debate o intercambio enriquecedor se compone por la contraposición de opiniones diferentes, y no por la homogeneidad. Sólo de las contradicciones surgen las síntesis superadoras.

Agradezco a María Fernanda Gutiérrez Retta. Sus apreciaciones me hicieron reflexionar hondamente en esta cuestión y creo que contribuyeron a mejorar mi calidad como informador, si lo soy.

Anuncios

2 comentarios to “REPERCUSIONES TRAS LA PUBLICACIÓN EN “NOTICIAS” (II)”

  1. Dennis said

    Lo felicito por lo que hace.
    Mi nombre es Dennis Bueno, soy medico nefrologo y junto con el colegio medico de Jujuy firmamos un convenio para hacer una campaña para la detección precoz de la Insuficiencia renal.
    Ver la sección salud del día Miercoles 7 de Marzo del diario Pregon de Jujuy.
    Dr Dennis Bueno
    Jorge Newbery 898
    Jujuy
    Tel: 0388 155001238

  2. Dennis, muchas gracias por su comentario. Y mis felicitaciones por la iniciativa. Espero que sigamos en contacto y me alegro que le haya gustado el blog.

    Cordiales saludos,

    Alejandro Marticorena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: