Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA

Posted by Alejandro Marticorena en Jueves, 21 septiembre, 2006

Simpático título para anunciar que he tenido un inconveniente técnico que me impide subir posts con la frecuencia que hubiese deseado.

Y, lamentablemente, no se trata de un inconveniente menor.

El tema es que –creo– algo se quemó en la computadora que usaba para trabajar desde mi casa, “sala de redacción” de Diario de Diálisis. El lunes, luego de cenar, me senté para redactar al menos dos posts que tenía en mente.

Como de costumbre, encendí la máquina, comenzó a iniciarse, arrancó el Windows 2000 y, cuando ya faltaba poco para que terminara, dejándome el “escritorio” a la vista… simplemente se apagó, con un ruido similar al que hacen ciertos enchufes cuando uno los conecta al tomacorriente. De pronto, la pantalla estaba más negra que la traición.

Intenté entrar tres veces más, y cada vez era peor. Simplemente se pagaba más pronto, como si la desenchufase. De modo que decidí dos cosas: primero, comprarme otra máquina, cuestión que ya estaba evaluando hace rato por esto de la vertiginosa “actualización tecnológica”. Y segundo, averiguar si algo puede hacerse por la que “capotó”. Voy a pedir un presupuesto. De acuerdo con lo que cueste el arreglo, decidiré.

Así las cosas, estoy sin la primordial herramienta de trabajo que se necesita para trabajar sobre un blog. Tengo que aprovechar ciertos (y muy pocos, últimamente) ratos libres en mi trabajo, donde estoy ahora, por ejemplo, o bien trabajar desde un locutorio.(*)

Es notable la angustia que a uno le sobreviene cuando, de pronto, deja de contar con esa suerte de “conexión con el exterior” o, más apropiadamente en función del título de este post, “comunicación con la Tierra”. Y es que me siento así: como incomunicado… prueba irrefutable de que los blogs son, al fin de cuentas, un medio de comunicación. Como muestra sobra un botón, dicen: al menos un par de personas me llamaron para preguntarme si me había pasado algo, porque hacía varios días que no veían ningún post nuevo. Y claro, en mi situación es lógico que enseguida piensen que me pasó algo malo. Bueno, la razón es ésa.

En fin, creo que hasta que no tenga la máquina nueva, la frecuencia de publicación en Diario de Diálisis disminuirá un poco. Como dicen ciertos carteles cuando algo no funciona: “pedimos disculpas por las molestias ocasionadas”. 

(*) Para quienes no son de la Argentina: los locutorios son locales a la calle, desde donde se puede hablar por teléfono en unas cabinas especialmente acondicionadas, o navegar por Internet desde las PC que generalmente están en otro sector del mismo local. 

Anuncios

Una respuesta to “HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA”

  1. Pnk said

    Que se solucione pronto Alejandro,volveré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: