Diario de diálisis

Crónicas, reflexiones y sentimientos de un paciente que comenzó un tratamiento de diálisis

LA PESTE

Posted by Alejandro Marticorena en Lunes, 13 julio, 2009

El barbijo, el gran protagonista del miedo ante la gripe A

El barbijo, el gran protagonista del miedo ante la gripe A

En un par de comentarios, hubo gente que me preguntaba qué medidas se tomaron en mi centro de diálisis para prevenir la ya tristemente célebre pandemia de gripe A H1N1.

No es que se hayan tomado medidas “especiales”. No que yo sepa ni haya visto, por lo menos. Quizás, sí, veo que hay más cuidado con la utilización de barbijos (sobre todo en el personal de limpieza, por ejemplo, ya que los técnicos por rutina deben usarlos sí o sí, durante las conexiones y desconexiones) y en la limpieza general de las salas.

Lo que sí se hizo es darnos una breve charla, que en nuestro turno vino a darla Manuel Canalis, Coordinador del centro.

Y creo que no estuvo de más. Si bien nos dijo más o menos lo mismo que vienen diciendo los medios masivos, creo que fue positivo ya que los consejos venían directamente de un médico nefrólogo y teníamos la posibilidad de evacuar dudas concretas y en el momento, cosa que con los medios masivos es algo difícil.

Así, las recomendaciones fueron prácticamente las mismas que pueden verse en este videíto, publicado en la página del sitio que el Ministerio de Salud de la Nación abrió especialmente para hablar de la gripe A, y son fundamentalmente tratar de evitar saludar con besos y dando la mano, no compartir alimentos, cubiertos ni vasos; lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón; limpiar frecuentemente con alcohol manijas, barandas, celulares y objetos de uso común; ventilar periódicamente los ambientes cerrados de la casa u oficina; mantenerse alejado de personas con infecciones respiratorias y no concurrir a lugares con grandes aglomeraciones de personas, entre otros consejos.

El mes que vivimos en peligro

Frasquito de alcohol en gel, otro "protagonista" de la pandemia

Pero más allá de las recomendaciones, la gripe generó temores y hasta un cierto grado de paranoia en la gente común, en la calle. En Buenos Aires es común ahora cruzarse con gente con barbijos puestos, por más que (en los mismos medios masivos de comunicación) se está insistiendo en que no son imprescindibles para personas que no estén infectadas y –más importante aún– que a las tres horas pierden su capacidad profiláctica porque se humedecen con el vapor del aliento y hasta se vuelven potencialmente peligrosos, en lugar de ser una protección. En las farmacias es difícil encontrar alcohol en gel (incluso se han registrado peleas entre los clientes por los últimos envases); se lo encuentra en los comercios más inverosímiles (se rumorea que hasta en alguna panadería lo han llegado a ofrecer); hay gente en algunas esquinas ofreciendo los frasquitos que no se consiguen en farmacias; casi no se consiguen barbijos; de mantenerse esta situación los productos desinfectantes en aerosol cotizarán en Bolsa, y hasta hay denuncias por la venta, incluso en algunas farmacias, de alcohol en gel y barbijos “truchos” (“falsos”, para los no rioplatenses).

Se decidió la suspensión por diez días de las funciones teatrales (a mediados de esta semana termina la “cuarentena”), aunque discotecas, shoppings, cines y estadios de fútbol se siguen llenando. Y la mayoría de las empresas –cuyos empleados puedan hacerlo, obviamente– dispusieron incorporar o ampliar, si ya los tuvieran, los regímenes de teletrabajo para prevenir contagios.

Y esta disposición es obligatoria para los considerados “grupos de riesgo”, entre los que están las mujeres embarazadas; personas con afecciones crónicas de los sistemas pulmonar, cardiovascular y renal; pacientes con enfermedades metabólicas (diabetes, por ejemplo), y cualquier persona que, por el motivo que sea, esté inmunosuprimida (por SIDA o por medicación, por ejemplo, en este último caso, los trasplantados).

Teletrabajador

Imagen de lo que puede acarrear el teletrabajo llevado al extremo...

Imagen de lo que puede acarrear el teletrabajo llevado al extremo...

Por lo tanto, hace poco más de una semana recibí, una mañana, un mensaje de texto de mi jefe directo (continuado más tarde con una llamada) donde me informaba que a partir de ese día y hasta nuevo aviso era conveniente que yo trabajara desde mi casa, ya que yo estaba encuadrado en este grupo de personas.

Por lo tanto, hoy soy más teletrabajador que nunca, si bien lo soy toda vez que me conecto desde un bar o desde diálisis. Y descubro que no es fácil adaptarse tras tantos años de tener muy estructurados los ámbitos (quizás más que los momentos, en mi caso) relacionados con el trabajo. Si bien muchas veces he trabajado desde mi casa, siempre tuve la noción de que mi “base” era la oficina, y que el mundo del trabajo tenía su centro ahí, mientras que mi casa era el “centro” de mi vida privada y familiar, por así decir. Y que, si bien a veces había pequeñas invasiones del mundo del trabajo en mi mundo privado, se trataba de dos mundos completamente separados, por más que las fronteras fuesen en cierto punto flexibles.

Tener que trabajar desde casa en forma “permanente” supone acomodarse a una realidad nueva, a mantener un contacto mucho más mediatizado (por la computadora y el teléfono móvil) con compañeros y jefes. Uno sigue estando en contacto, pero no es lo mismo, y aún no sé bien en qué decir que no es lo mismo.

Una situación que, como se verá, da para hacer una película o escribir un cuento. A mí, no sé por qué, me recuerda vagamente a ciertos textos de Gabriel García Márquez, como por ejemplo “Cien años de soledad“, por esto de una situación extraña, que genera por momentos comportamientos y situaciones lindantes con lo surrealista.

De todas formas, los argentinos solemos decir que en este país uno no se aburre nunca…

About these ads

4 comentarios to “LA PESTE”

  1. Luis Alberto Reyna said

    En Entre Ríos se decretó un mes de asueto en la administración oública, y yo como estoy en el régimen de empleado en riesgo no tengo obligación de cubrir guardias. Encima me caí de la cama uno días antes del asueto, por lo que tuve días “adicionales” de vacaciones obligadas.
    Al menos aprovecho estos días para recuperarme del fuerte golpe que me ocasionó entre otras cosas, bursitis de codo y un dolor fuerte de cintura.

    Las medidas que se tomaron para la gripe han sido lamentables a nivel de la Nación. Por eso tenemos tantos muertos. 10 días antes de las elecciones a dos sobrinos de mi hermana le detectaron la gripe A, pero ya para ese entonces no se hacían más hisopados porque la gripe estaba ya descontrolada. Pero con el tema de las elecciones todo fue ocultado. Lamentable.

    Aunque FMC ha adoptado las medidas que se consideran básicas para el tema de la gripe. Ha puesto un par de puestos con alcohol en gel, muy prácticos por cierto y tiene elaborado un protocolo en caso de que la epidemia llegue al centro. Como por ejemplo que sólo un médico esté de guardia y en caso extremo que sean los técnicos quienes calculen el peso seco a sacar y de los técnicos quienes serán afectados y de que forma en el caso de que la epidemia se declare en el centro.
    No tengo muy en claro que ocurrirá con los pacientes con Gripe A (Estimo que deberían estar aislados).
    Ya hace un mes ando con un resfrío y hace unos 20 días estuve demás atacado y me obligaron a usar barbijo toda la diálisis (el barbijo común, ese que dura dos horas, yo lo tuve puesto cuatro horas y media). Bueno la médica era de esas “suplentes” que suele venir los sábados y no tiene mucha experiencia en el tema de diálisis.
    Acá te cuento que los barbijos de alta duración, los N95 se vendían hasta hace unos meses a $1,5. Hace dos meses ya se vendían a $3 y los que tengo los conseguí a $9,30. Y me dijeron que ya están a $12. Realmente una estafa.
    Como siempre hay quienes se aprovechan de esto. Alcohol en gel se consigue porque hay varias farmacias que los preparan en forma artesanal, pero no se consiguen “primeras marcas”.
    Detrás de toda esta paranoia sólo hay que ser precavido y no hacerse la cabeza con tantas cosas que se ve. Hay que ser realista, y tomar las medidas de bioseguridad adecuadas.

    • Omar Cruz said

      Aquí donde me dializaba, en la isla de La Palma, Canarias mi neurología cuando me dijo..”¡¡ni se te ocurra!! “” y era con la gripe normalita..así con esta estando ya felizmente trasplantado…menos se me va ocurrir…no seré conejillo de indias para nadie,solo eso si tratare de no arriesgarme demasiado. En las cosas de la vida amigos míos, veo el lado bueno y el lado malo, lo positivo o lo negativo y las dos opiniones, del agredido y del agresor, asi que en este caso como dicen en mi pueblo, es mucho ruido y pocas nueces y visto lo que visto, me suena al “gran negocio de la decada” para muchas personas, mas en tiempos de crisis cuando a la población hay que “entretenerla” de alguna manera, así que mejor no sigo, y que pasen un buen día y piensen en cosas mas agradables, saludos colegas.

  2. julio said

    Me parece bien todas las precauciones que se tomaron pero las tendrían que haber tomado antes en cuanto al trabajo a muchas personas les cuesta dar sentido a sus vidas más alla del trabajo diario.Y todo trata de lo mismo tratar de hacer algo con el tiempo aunque no sea solo trabajar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 126 seguidores

%d personas les gusta esto: